Télam 162
Télam 162

El próximo gobierno afronta numerosos desafíos políticos y económicos, pero antes de enfocarse en ellos debe superar algunos obstáculos más vinculados al armado de la estructura de la nueva administración.

En concreto, el problema extra que ocupa a Mauricio Macri es la resistencia de algunos funcionarios kirchneristas que no están dispuestos a renunciar para facilitar el avance de la nueva gestión. "No puedo trabajar con ellos porque son militantes del kirchnerismo. Si se hubiesen declarado profesionales independientes era una cosa, pero no pueden seguir porque hicieron política activa a favor de una idea", señaló el presidente electo.

Sin embargo, la sentencia del futuro jefe de Estado no modificó la postura de los "rebeldes", que se muestran dispuestos a resistir; entre ellos se destaca el caso de Alejandro Vanoli, presidente del Banco Central de la República Argentina, quien se aferra a su cargo, al igual que la procuradora Alejandra Gils Carbó, Martín Sabbatella (AFSCA) y Tristán Bauer (RTA).

Macri considera que Vanoli es uno de los funcionarios que ejerce su cargo como "militante kirchnerista"

Ante la falta de voluntad de los funcionarios, la gente de Cambiemos comenzó a buscar herramientas para removerlos. Y el plan comenzó a definirse con claridad en lo que refiere al titular del BCRA.

Macri decidió utilizar la Carta Orgánica del Banco Central para desplazar a Vanoli; en el artículo 9 de la normativa se señala expresamente que "los integrantes del directorio podrán ser removidos de sus cargos, por el Poder Ejecutivo nacional, por incumplimiento de las disposiciones contenidas en la presente Carta Orgánica o por incurrir en alguna de las inhabilidades previstas en el artículo anterior".

 162
162

En base a ello, la idea del macrismo es demostrar que el hombre del kirchnerismo violó al menos un par de artículos de la normativa, por lo que habría argumentos suficientes para removerlo de un puesto clave en el desarrollo de la política monetaria.

Hay dos cuestiones que complicarían la continuidad del presidente del Banco Central: uno es el artículo 14 de la Carta Orgánica, que en su inciso "q" advierte sobre la dilapidación de los fondos del Tesoro: "El nivel de reservas de oro, divisas y otros activos externos necesarios para la ejecución de la política cambiaria debe manejarse tomando en consideración la evolución de las cuentas externas".

En ese sentido, cabe destacar que Vanoli se encuentra imputado por la Justicia a raíz de una presentación realizada por Alfonso Prat Gay (futuro ministro de Hacienda), quien lo denunció por incumplimiento de los deberes de funcionario público por realizar operaciones multimillonarias de venta de dólar futuro a un precio inferior a su valor de mercado; por supuesto, esto afectaba directamente el margen de maniobra de la próxima administración.

 162
162

Además –recuerda Clarín–, el artículo 3 de la Carta Orgánica señala expresamente que "el Banco Central, no estará sujeto a órdenes, indicaciones o instrucciones del Poder Ejecutivo, ni podrá asumir obligaciones de cualquier naturaleza que impliquen condicionarlas, restringirlas o delegarlas sin autorización expresa del Honorable Congreso de la Nación". Esto tampoco se ha cumplido.

De todos modos, es importante aclarar que el proceso no es tan sencillo. En el artículo 9 de la Carta Orgánica se indica que "la remoción de los miembros del directorio será decretada por el Poder Ejecutivo nacional cuando mediare mala conducta o incumplimiento de los deberes de funcionario público, debiéndose contar para ello con el previo consejo de una comisión del Honorable Congreso de la Nación".

Esa comisión deberá ser presidida por el presidente de la Cámara de Senadores e integrada por los presidentes de las comisiones de Presupuesto y Hacienda y de Economía de la misma y por los presidentes de las comisiones de Presupuesto y Hacienda y de Finanzas de la Cámara de Diputados de la Nación.