Monseñor Jesús Delgado es acusado de pedofilia Juan José Daltos / El País 163
Monseñor Jesús Delgado es acusado de pedofilia Juan José Daltos / El País 163

El obispo y canciller de la Iglesia salvadoreña, Rafael Urrutia, anunció la suspensión total de las funciones sacerdotales, pastorales y administrativas del que es conocido como padre "Chus" Delgado, a quien se lo involucra en un caso de pedofilia.

El pasado martes, la Secretaria de Inclusión Social y ex Primera Dama de El Salvador, Vanda Pignato, instó a la Iglesia a revelar el nombre del "importante" sacerdote denunciado por una mujer que hoy tiene 40 años, quien dijo haber sufrido abusos desde los nueve a los 17 años por el clérigo.

El caso de supuesto abuso sexual por parte del obispo Delgado es el primero que se conoce en el que se involucra a una alta personalidad de la Iglesia predominante en El Salvador.

El Salvador: acusan a un obispo de pedofilia
El Salvador: acusan a un obispo de pedofilia

De todas formas, se desconoce si la denunciante va a acusar al referente religioso ante la Fiscalía General para que sea procesado penalmente.

¿Quién es el obispo Jesús Delgado?

Nació en el departamento central de San Vicente en 1938 y fue ordenado en agosto de 1962 como sacerdote. Es doctor en Teología Bíblica, además se graduó como licenciado en Historia y licenciado en Filosofía. Ha sido director de Radio Paz, del Arzobispado salvadoreño. Cuando Oscar Romero fue Arzobispo de San Salvador (1977-1980), Delgado trabajó como su secretario privado, informa el diario El País.

LEA MÁS:

Delgado es conocido como el principal biógrafo del asesinado Arzobispo de San Salvador, Oscar Romero, quien fue beatificado en mayo del presente año por el Vaticano y por orden del papa Francisco. Además, fue el sacerdote salvadoreño postulador de la causa para la Beatificación de Romero ante la Santa Sede. Romero fue asesinado por escuadrones de la muerte en 1980 tras denunciar las violaciones de los derechos humanos en aquella época de dictaduras y guerrillas.

La lucha contra la impunidad

"Es un hecho totalmente condenable tratándose de líderes religiosos, y sobre todo porque se habla de una niña que fue víctima continuada de esta aberración, con ejercicio del poder", aseguró el defensor de derechos humanos en El Salvador, Benjamín Cuellar.

En ese sentido, según reporta El País, el funcionario reconoció que "este hecho da un paso más en la lucha contra la impunidad, que ya fue también apoyada por el mismo papa Francisco durante una sesión de oración con más de 400 prelados en una iglesia de Washington, Estados Unidos".