Durante el primer día de su gira africana, que empezó en Kenia, el papa Francisco aseguró que la "desesperanza nacida de pobreza y frustración" alimentan el "terrorismo", que tiene en vilo al mundo luego de los atentados del 13 de noviembre contra París.


"La experiencia demuestra que la violencia, los conflictos y el terrorismo que se alimentan del miedo, la desconfianza y la desesperación nacen de la pobreza y la frustración", afirmó el Pontífice durante una recepción del presidente de Kenia, Uhuru Kenyatta, en su residencia.


El Pontífice pronunció un discurso en el que se refirió a varios temas. Otro de ellos fue el del cambio climático. En efecto, Francisco pidió este miércoles a los dirigentes africanos que promuevan "modelos responsables de desarrollo económico" para afrontar "la grave crisis medioambiental que amenaza al mundo", poco después de su llegada a Kenia.




Kenia, un país mayoritariamente cristiano, ha sufrido en los últimos años el terror del grupo islamista radical Al Shabab, que ha llevado a cabo decenas de atentados en Kenia, entre los que destacan el del centro comercial Westgate o el de la Universidad de Garissa, con numerosas víctimas.