AFP 163
AFP 163

Un día después de la operación antiterrorista llevada a cabo en Saint-Denis, en los suburbios de París, para dar con el paradero de los yihadistas que perpetraron los atentados del pasado viernes en la capital francesa, el comandante de la unidad RAID de la fuerza especial de la Policía, Jean-Michel Fauvergue, reconoció que los métodos aplicados fueron extraídos de las unidades de élite israelíes.

El comandante francés aseguró que los terroristas que llevan explosivos en el cuerpo "plantean un problema" para sus fuerzas. Sin embargo, advirtió que ya cambiaron sus métodos, según consigna The Jerusalem Post.

"Hemos aprendido de las experiencias de nuestros amigos en cuanto a las técnicas utilizadas en lugares como Israel, pero también en otros países. Estos son métodos que tienen por objeto lograr el mínimo daño de la explosión", apuntó.

En diálogo con el diario francés Le Figaro, Fauvergue reveló que la operación en la que murieron dos terroristas y otros cinco fueron detenidos duró unas siete horas. El comandante, a su vez, detalló que hubo un intenso tiroteo con los yihadistas y se utilizaron decenas de granadas.

LEA MÁS:

Las fuerzas francesas montaron un amplio despliegue de vehículos y drones. La misión requirió cerca de cien oficiales, que dispararon unas cinco mil rondas de fuego real.

Fauvergue reconoció que las autoridades francesas recibieron colaboración de los servicios de inteligencia extranjeros para dar con el paradero de Abu Abdelhamid Abaaoud, autor intelectual de los múltiples atentados del pasado viernes en París.

El comandante de RAID dio detalles del extenso operativo antiterrorista. Según su relato, las fuerzas francesas perdieron el efecto sorpresa cuando su plan inicial de volar la puerta de entrada no tuvo éxito.

Una vez que advirtieron la presencia de las autoridades, los yihadistas abrieron fuego y lanzaron granadas contra los oficiales. Poco después, durante el intercambio de disparos, una mujer terrorista se inmoló.

 EFE 163
EFE 163

"Ella hizo detonar sus explosivos mientras estaba sola en el apartamento, tal vez con la esperanza de que la explosión llegara a nosotros, pero no fue así", relató Fauvergue.

Las autoridades francesas enviaron un avión no tripulado y dos robots para tener una idea de lo que estaba ocurriendo dentro del apartamento.

Finalmente, la operación culminó con dos terroristas muertos y otros cinco detenidos.