Shutterstock 162
Shutterstock 162

El ministro de Finanzas de Reino Unido, George Osborne, advirtió que el cuerpo de elite luchará además contra piratas informáticos y potencias hostiles.


En su anuncio, Osborne dijo que ISIS intenta desarrollar la capacidad para atacar infraestructura británica como hospitales, redes energéticas y sistemas de control de tráfico aéreo con consecuencias potencialmente letales.


En respuesta, Reino Unido subirá su gasto en ciberdefensa, simplificará las ciberestructuras estatales y construirá su propia capacidad ciberofensiva para atacar a sus adversarios.


"Nos defenderemos, pero también llevaremos la lucha hasta ellos", comentó Osborne, el segundo político británico más poderoso tras el primer ministro, David Cameron, en un discurso ante la agencia de espionaje británica GCHQ.


"Estamos construyendo nuestra propia capacidad ciberofensiva para contraatacar en el ciberespacio. Cuando hablamos de afrontar (a ISIS), eso significa afrontar su ciberamenaza al igual que sus pistolas, bombas y cuchillos", declaró.


Los objetivos de la nueva fuerza serán piratas individuales, bandas criminales, grupos militantes y potencias hostiles, usando un "espectro completo" de acciones, añadió.


Osborne dijo que el gasto público en ciberseguridad casi se duplicará, hasta un total de USD 2.900 millones hasta 2020, precisando que la decisión de mejorar la financiación de la ciberdefensa fue tomada antes de los atentados del viernes en París.


"ISIS ya utiliza internet para propaganda, radicalizar a la gente y planes operativos", agregó.


"Aún no fueron capaces de usarlo para matar gente atacando nuestra infraestructura con ciberataques", comentó. "Pero sabemos qué es lo que quieren y están haciendo todo lo posible para lograrlo", finalizó.