Adrián Escandar 163
Adrián Escandar 163

Pilar Rahola irrumpió en la escena política argentina y generó una batahola de dimensiones colosales. Políticos de todo el mundo visitaron en los últimos años el país, pero pocos generaron el ruido que hizo la periodista y escritora española, de origen catalán. En un momento electoral de alto vuelo, sus opiniones sobre la actualidad nacional calaron hondo y ya generaron debate, apenas días después de su arribo a la Argentina.

Ex vice alcaldesa de Barcelona, Rahola llegó a la Argentina para presentar su libro ¡Basta! (editorial RBA), en el que denuncia el totalitarismo islámico. Horas después de presentarlo el viernes en Madrid, estallaron los atentados en París que conmovieron a todo el mundo. Allí asegura que el "islamofascismo es Hitler con petróleo e internet".

Sin embargo, se anima a opinar de los temas más candentes de la actualidad argentina y considera que Mauricio Macri tiene muchas posibilidades de vencer a Daniel Scioli. "Respiro el orgasmo del cambio", asegura, entre risas, pero también enojada por cómo reaccionó el kirchnerismo cuando murió el fiscal Alberto Nisman, "degradándolo, desacreditándolo".

 Adrián Escandar 163
Adrián Escandar 163

–Por primera vez en la historia hubo debate presidencial en la Argentina. ¿Qué opinión le merece?

–El debate me pareció de bajo perfil, muy poco dinámico, con poca rítmica, sin periodistas que preguntaran. Me pareció muy bueno para la Argentina que se produjera porque no había tradición, pero estuvo lejos de los grandes debates de las primarias americanas. Ya quisiera ver en Argentina, y en mi país, donde tampoco se produce, 40 debates como los que se produjeron entre Barack Obama y Hillary Clinton en su momento, donde cada cara a cara tenía a tres periodistas machacando y hablaban de un solo tema. Y el ciudadano norteamericano que sigue la política está informadísimo. El del otro día fue una cosa casi de manual. Uno preguntaba y no podía haber cortes, réplicas ni periodistas incisivos. Bajo perfil. La culpa no la tienen ni Scioli ni Macri. Sencillamente el momento aún no da para un debate más elaborado.

"El memorándum con Irán fue el acto más humillante que vivió Argentina en democracia", aseguró Pilar Rahola

–¿Quién ganó el debate?

Scioli era mejor cuando hacía de Scioli y empeoraba cuando hacía de Cristina. Cada vez que iba a la yugular de Macri y elaboraba el discurso del miedo, le salía el kirchnerismo y eso le quedaba peor. Y Macri dio un perfil de estadista. Yo vengo bastante a la Argentina. Cada vez que venía respiraba tensión atmosférica, miedo en muchos sectores, el pensamiento crítico se lo decía con la voz pequeña. Estos días estoy respirando, en lugar de pesimismo, optimismo; en lugar de miedo, ganas de hablar. Y aplausos cuando se habla claro. Una cierta sensación de que lo que no podía pasar, que se acabara el kirchnerismo, está a punto de pasar. Respiro lo que sería el orgasmo del cambio: esta cosa de creer que todo va a ser posible. Da la impresión de que ha llegado el momento de cambiar el paradigma del kirchnerismo. Lo que me parece claro es que encarna ese cambio. Tengo la impresión, por lo que respiro, que eso está cerca.

Pilar Rahola x argentina 2
Segunda parte de la entrevista de Pilar Rahola con Infobae

–¿Piensa que Macri va a triunfar en las elecciones del domingo?

–En el sentido en que comentaba, de que la idea poderosa que se instaló en la sociedad argentina es la del cambio, le da todas las chances a Macri porque Scioli, sin ninguna duda, significa la continuidad. Puede venderse como nuevo, pero estuvo implicado en todas las decisiones de Cristina Kirchner durante tantos años; por tanto, eso no lo puede vender. Y esto es un debate entre la continuidad y el cambio.

–¿Qué significaría una presidencia de Macri?

–Macri puede ser muy bueno, muy malo o mediocre: no lo sabemos. Ha demostrado una capacidad de gestión en sus responsabilidades, pero la presidencia es la presidencia. Veremos si controla, veremos si el régimen anterior deja muchas bombas de tiempo metidas en la administración. Me da la impresión de que es un hombre moderno, un gestor de mentalidad abierta, que va a sacar a la Argentina de ese agujero, de ese pozo bolivariano en que la está metiendo el kirchnerismo. Si hace eso, hará algo grande para la Argentina. En cualquier caso, haga lo que haga Macri, los movimientos de cambio liberan muchas energías positivas siempre durante los primeros años. Si la sociedad argentina tiene la impresión de que va a vivir un tiempo nuevo, eso libera pensamiento, intelectualidad, fuerza, ganas, ilusión colectiva, que es enormemente positivo. Creo que vienen tiempos muy interesantes para la Argentina. Además, Macri dijo algo muy importante: que pondrá en su sitio a Venezuela. Eso va a cambiar el panorama en Latinoamérica. La frase más importante que se dijo en el debate fue cuando Macri le dijo a Scioli: "Yo voy a pedir que Venezuela salga del Mercosur. ¿Usted lo va a hacer?". Scioli calló. Esto cambia la política.

Pilar Rahola x argentina 3
Tercera parte de la entrevista con Pilar Rahola

–¿Puede esto tener efectos en la liberación de opositores en Venezuela, como Leopoldo López?

–Por favor, ojalá. Leopoldo López es el preso político más preso político de toda Latinoamérica. Es un escándalo que tengamos pudriéndose en una cárcel a un hombre por sus ideas políticas. Es una persecución represora. No creo que Macri consiga liberar a Leopoldo López en el caso de que sea presidente. Pero sí tengo la impresión de que una Venezuela menos banalizada, más señalada con el dedo, más en el córner, más a la defensiva, también es más débil. Y por tanto todo puede pasar. Como mínimo, si el presidente de la República de la Argentina va por ahí –tener un papel relevante en señalar qué opciones tienen que caber de política y normalidad democrática en el continente–, a partir del momento en que se posiciona, ya cambia todo. Cristina parecía un siervo del bolivarianismo. ¡Pero es Argentina! Que Argentina caiga en ese agujero es un desastre. Para Argentina y para todos.

–¿Puede Macri ser exitoso en su reclamo teniendo en cuenta el contexto regional?

–Como mínimo levantará la voz. Y quiero recordar una cosa. Argentina es un país muy importante. Cuando Argentina da un golpe en la mesa, tiembla todo el continente. Imagino que un presidente de la Argentina poniendo las cosas en su lugar tiene su peso. ¿Va a tener éxito? Es complicado, hay muchos equilibrios. Pero un golpe de Argentina pone en jaque a Brasil, que también tiene que moverse. Ahí están Perú y Chile. Cuidado. Creo que puede ser algo de una enorme importancia que traspasa la región.

 Adrián Escandar 163
Adrián Escandar 163

–¿Cuál va a ser el rol de Cristina Kirchner a partir de diciembre?

–No tengo ni idea (risas). Se pondrá un salón de belleza, no sé. No sé a qué dedicará el tiempo libre. Pero creo que sería bueno que se tomara unas vacaciones. Esta mujer ha hecho mucho daño.

–¿Por qué?

–Yo amo con tanto dolor a todas las víctimas de AMIA y ella intentó vender el alma de las víctimas a la dictadura culpable de su muerte. Me parece el acto más vergonzante que ha vivido Argentina en democracia. Evidentemente, las dictaduras son siempre peores, pero, en democracia, es el acto más humillante que vivió el país. Y ha proyectado una imagen al mundo nefasta. Sólo por eso me gustaría que tomara vacaciones. Y también por mi amigo Alberto Nisman. Por lo que sufrió en los últimos tiempos en su lucha contra el régimen, por el esclarecimiento de la causa AMIA, por cómo reaccionó el kirchnerismo cuando murió, degradándolo, desacreditándolo, diciendo que se había suicidado por vergüenza. ¿Vergüenza de qué?

–¿Tiene esperanzas de que se esclarezca las causas de su muerte?

¿Por qué no tener esperanza? Será difícil, pero en estos tiempos de cambio y de esperanza, vamos a poner un poco de esperanza ahí también.