AP 162
AP 162

El papa Francisco denunció la "barbarie" de los atentados cometidos en París y que dejaron al menos 129 muertos y dijo al final del rezo del Ángelus ante los fieles en la Plaza de San Pedro que utilizar el nombre de Dios para justificarlos "es una blasfemia".

"Utilizar el nombre de Dios para justificar esta vía es una blasfemia", dijo el Sumo Pontífice. "Tanta barbarie nos deja consternados y nos interroga sobre cómo puede el corazón humano idear y cometer actos tan horribles, que han trastornado no solo a Francia sino al mundo entero", agregó el Sumo Pontífice.