En el medio de la campaña antes de las elecciones presidenciales del 25 de octubre, Gerardo Romano había comparado a Mauricio Macri con Adolf Hitler. Ahora, a menos de diez días del ballotage, cuestionó al electorado que votó al candidato de Cambiemos.


"A veces pienso qué será lo que se hizo mal para que un pobre quiera votar a un oligarca", expresó en el programa Todo no se puede de la radio FM Cielo de La Plata, y segundos después afirmó: "El que vota a Macri es un boludo, o un hijo de puta o parte interesada. Yo no soy parte interesada, y no me interesa beneficiarme económicamente. No tengo interés en votar un gobierno elitista donde el futuro funcionario tiene su plata fuera del país. Yo soy un piojo y la tengo acá".