Ya se fueron Ramiro Funes Mori, Ariel Rojas y Teófilo Gutiérrez. Luego del Mundial de Clubes se despedirá Matías Kranevitter, transferido a Atlético Madrid. Y lo mismo ocurrirá con Carlos Sánchez, uno de los jugadores más importantes en el esquema de Marcelo Gallardo, tras la confirmación que ayer se hizo oficial: seguirá su trayectoria en el fútbol mexicano, más precisamente en el Monterrey.


Aunque resta el anuncio público del equipo que conduce Antonio Mohamed desde el banco de suplentes, el uruguayo se inclinó por hacer las valijas y afrontar nuevos desafíos a punto de cumplir 31 años. Así lo hizo saber Nelson Ferro Orrico, su representante, en diálogo con Cómo te va de Radio Güemes: "No va a continuar su carrera en River. La decisión la tomó él, tuvo la última palabra".


El volante charrúa, autor de goles internacionales fundamentales para el Millonario, había abierto la puerta de la renovación en Núñez luego de la derrota ante Huracán, pero las horas más recientes fueron decisivas por una tentadora propuesta económica de los aztecas. "Sánchez está viviendo momentos de mucha presión, pero ya está cerrado todo con el Monterrey", destacó.


Incluso por las redes sociales se filtró el precontrato que los mexicanos mandaron a Argentina para que lo viera el jugador de la Selección de Uruguay y su apoderado, además de aceptar que el documento era verídico, expresó su enojo por la filtración del mismo. "La verdad que no tengo ni idea cómo salió a la luz, nos molestó muchísimo", afirmó. Según trascendió, la oferta triplicó el monto que ponía River sobre la mesa para mantenerlo en el plantel.


Más allá del desenlace de las negociaciones, Ferro Orrico evitó cualquier tipo de polémica con Rodolfo D'Onofrio y el resto de los integrantes de la Comisión Directiva. "Me une una gran relación con ellos, pero en el último tiempo se había desgastado un poco. Acepto y respeto el malestar de la dirigencia. Pero nosotros le hemos dado mucho a River y River nos ha dado mucho a nosotros", sentenció.


"En la cabeza de Sánchez está la idea de volver a River en algún momento", cerró la entrevista. A la vuelta de los compromisos con Uruguay, el jugador se pondrá a las órdenes de Gallardo para los últimos duelos en la Copa y en el Mundial de Clubes, la cita que finalmente servirá para concluir su estadía en la institución.


En tanto, el retorno de Carlos Carbonero pica en punta como posible sustituto que precisa el Muñeco para 2016.