162
162

Con el voto positivo de los camaristas Norberto Frontini y Roberto Boico, quienes fueron designados como subrogantes por la mayoría kirchnerista en el Consejo de la Magistratura, el tribunal que debe determinar si el Memorándum con Irán es válido o no se quedó sin jueces. Sucede que la Sala II de la Cámara Federal de Casación Penal aceptó la recusación presentada por el Estado contra el juez Juan Carlos Gemignani.

La DAIA, que junto a la AMIA presentó un amparo para que se declare inconstitucional el Pacto, criticó lo sucedido: "Es una maniobra de horror judicial, una situación que sigue llenando de desprolijidades esta causa, en una defensa desesperada y de último momento de un memorándum que de todas maneras, aun pretendiendo que se lo declare constitucional de una manera ilegítima, nunca va a ser aplicado", expresó Jorge Knoblovits, Secretario General.

En diálogo con la Agencia Judía de Noticias admitió: "No esperábamos una medida de tamaña trascendencia por parte del Poder Judicial a 40 días de terminar el gobierno".

"Dos camaristas nominados (en Casación) por una Ley de Subrogancias que está cuestionada no solo política, sino jurídicamente han logrado que el único juez natural de la causa, Gemignani, sea apartado tras haber aceptado la recusación del gobierno", analizó.

Y agregó: "Tiene visos de ilegalidad, con pocos antecedentes, en una causa donde no solo estamos discutiendo un instrumento jurídico, sino la suerte del esclarecimiento de la muerte de 85 personas".

"Estamos esperando la apelación del fiscal para que se reponga al juez natural, que es Gemignani, y tenemos una decisión tomada y firme de seguir defendiendo en todas las instancias la ilegalidad del polémico pacto con Irán", completó Knoblovits.