La Prairie 162
La Prairie 162

En la ciudad de Montreux, a orillas del lago Ginebra, se encuentra uno de los sitios más demandados por las celebrities y personajes de la alta sociedad. Se trata de una clínica de belleza y salud que se ha vuelto muy famosa porque trabaja solo con productos suizos que ellos mismo fabrican y tecnología de última generación. Sin duda lo más exclusivo que existe en el mundo para embellecerse por dentro y por fuera.

Su nombre puede prestarse a confusión ya que la marca de productos cosméticos y maquillaje La Prairie surgió allí mismo, donde el doctor Paul Niehans utilizó la ciencia al servicio de la eterna juventud. Todas sus investigaciones fueron revolucionarias para la época (1931), siempre centrado en la renovación de las células para prolongar la vitalidad en la apariencia del rostro, pero también en el interior. Ese secreto de culto solo pertenecía a un pequeño círculo entre la nobleza y la realeza. Pero gracias a la alta demanda de esta clínica wellness, todo este mundo se hizo accesible y abierto, a quien lo pueda costear, claro está. En 1984 esta marca se vendió y ya no pertenece a ellos, aunque es parte de su historia y ambas comparten el mismo nombre.

La Prairie
La Prairie

La Clínica La Prairie es un inmaculado santuario de rejuvenecimiento para ir a ocuparse de uno mismo, tanto a nivel estético, como físico y mental. Es un spa de primer nivel con salas de tratamientos, piscinas, jacuzzis, saunas, cabinas de relax y todo lo que uno pueda desear. Pero si la demanda es mucho mayor, hay opciones de programas para bajar de peso, desestresarse, revitalizarse, chequeos médicos e incluso cirugías estéticas. Porque allí no sólo se cuida la piel y la imagen, sino la salud integral de quienes deciden ponerse en manos de este selecto lugar.

Se sabe que discretamente por allí pasan varias semanas al año los famosos, encantados con la gran cantidad de actividades que les proponen y algunas diseñadas "a la carta" con sus propios entrenadores personales. Ya desde el momento que uno llega al aeropuerto de la ciudad un limousine Mercedes Benz está esperando para conducirlo hacia las habitaciones cinco estrellas que este complejo por supuesto tiene.

Hay sólo 60 habitaciones para alojarse y tres edificios interconectados que forman este particular paraje, el Chatêau, la Residencia y el Centro Médico. Y para dar la mejor atención, un ejercito de personal siempre a disposición del paciente, además de tiendas exclusivas de relojes, joyas y por supuesto productos de la marca Swiss Perfection, que producen allí con la máxima tecnología.

 La Prairie 162
La Prairie 162

Más allá de lo que adentro del refugio se vive, el paisaje también hace lo suyo. Esta clínica se encuentra al pie de los majestuosos Alpes Suizos y Franceses, en la llamada "Riviera Suiza", una zona de 15 kilómetros que rodea el lago Léman, de Montreux a Vevey. Toda la naturaleza del lugar atrapa con su singular belleza y además se destacan alrededor lujosas mansiones, donde por ejemplo vivió Freddie Mercury (fallecido cantante de Queen). Además se pueden combinar en el viaje, visitas a monumentos históricos, excursiones a las estaciones de esquí cercanas, cruceros por el lago Léman, o unas horas de compras en Ginebra y Lausanne.

Recibió el premio como Mejor Spa Médico 2014 y es un lugar donde la mayoría de sus pacientes regresan, y no para estirar su vida en años sino para darle vida a esos años. Todo gracias a las famosas inyecciones de terapia celular que no tienen efectos colaterales. Vale la pena aclarar que solo puede ingresarse a partir de los 40 años y a un precio de nada menos que de 20 mil dólares por persona con todo incluido.