162
162

Fue casi de un día para el otro. Quizá nadie recuerde cómo. Pero en un momento el ideal de belleza pasó a tener como eje a la delgadez. Y así, hoy ser bello es ser flaco; poco importa el color de ojos, la tersura de la piel, un bonito cabello (¡y ni hablar de mirar más profundo y reparar en la personalidad o la simpatía de alguien!).

Sobre estas cuestiones ahondaron la médica especialista en Nutrición Mónica Katz y su hija, la licenciada en comunicación Valeria Groisman. Y el resultado fue el libro Más que un cuerpo, cómo descubrir tu verdadera belleza, que presentaron esta semana.

"El objetivo del libro es instalar una especie de mini revolución para que todos reflexionemos que somos más que un cuerpo", confió a Infobae Katz, quien enfatizó que "el ideal de delgadez es mortífero pero está socialmente aceptado". "Lo construimos entre todos y no lo cuestionamos", agregó.


Tras asegurar que tampoco su propuesta es plantear la dicotomía entre obsesión o descuido, apuntó a "lograr una relación saludable con lo que cada uno es, pero siempre entendiendo que queremos cambiar el lugar de cuerpo como sólo objeto a cuerpo como instrumento para trabajar, hacer deporte, relacionarse, etc.".

Katz reconoció que para la mayoría de las personas, lo real es que cuesta estar y permanecer delgados. "Vivimos en un mundo con barreras al movimiento, con plena disponibilidad calórica las veinticuatro horas de los siete días de la semana, con fármacos que engordan, con deuda de sueño, con un alto nivel de estrés, con una generalizada dificultad para manejar naturalmente nuestras emociones. Y, paradójicamente, se nos pide delgadez a la cuenta de tres. ¿Quién puede llegar a esa meta sin sufrir las consecuencias lógicas de una carrera destinada al fracaso?", cuestionó la polémica médica conocida por plantear el fin de las dietas hipocalóricas.

De ahí que uno de los objetivos que proponen en el libro es "empezar a trabajar como cultura pero también como grupo de pertenencia".

Es que, según la especialista, "las mujeres no nacen odiando su cuerpo", pero un día se encuentran haciendo dieta "por malestar o infelicidad corporal".

Y en ese sentido, ubicó como clave el rol de los hombres del grupo de pertenencia de cada mujer. Que los hombres que más la conocen (padre, hermano, pareja) hagan más hincapié en el aspecto físico que en la personalidad o habilidades de una persona "marca" una manera de percibir "lo que se espera" de las personas.

"En todos los ámbitos los hombres pueden colaborar; los jefes, maestros, compañeros de trabajo pueden ayudar no haciendo referencia a lo corporal como primera impresión de una persona", enfatizó.

"La conformación del otro con una búsqueda exhaustiva de la perfección corporal puede traer severos problemas"

La presentación en sociedad de Más que un cuerpo fue en Libros del pasaje, un pequeño y encantador espacio cultural ubicado en pleno Palermo.

Monica Katz
Monica Katz

Los periodistas Luis Novaresio y Sandra Borghi moderaron la charla y abordaron los temas más atractivos del libro de Katz. "¿Qué es la belleza? ¿Por qué la perseguimos". El rumbo estuvo por allí. En cómo la conformación del otro con una búsqueda exhaustiva de la perfección corporal puede traer severos problemas en hombres y mujeres. "Hay que entender que el placer es quien decide el camino que queremos tomar. Uno debe pensar que el placer es la comodidad que nos mantiene quietos y nos estanca en los que nos da satisfacción. Muchas veces, es el camino equivocado", explicó Katz, quien alertó sobre el mensaje que brindan los adultos a los chicos y jóvenes que aún no tienen el tema incorporado: "Cuando uno se sienta a la mesa a comer con los hijos debe evitar comentarios sobre alimentos o cuestiones físicas. Los chicos no deben captar ese mensaje de la perfección y tienen que disfrutar la comida".