AFP 163
AFP 163

La Guardia Costera griega busca al menos a 40 personas que han desaparecido tras el naufragio de una embarcación en la zona marítima del norte de Lesbos, la isla griega más afectada por la llegada de barcazas procedentes de Turquía.

Los desaparecidos viajaban en una embarcación de madera con unos 300 refugiados a bordo, 242 de los cuales fueron rescatados.

En la playa, la escena era desoladora. Mientras los cadáveres de varios migrantes flotaban boca arriba, despojados de sus ropas por el mar agitado, mujeres llorosas buscaban frenéticamente a sus seres queridos entre los sobrevivientes, que tiritaban confundidos. Y una rescatista trataba de revivir a un niño que yacía inconsciente.

 AFP 163
AFP 163

Los guardacostas no descartan que puedan ser incluso más de 40 las personas que estén aún en el agua, ya que los testimonios de los supervivientes no dan una imagen clara de cuántos viajaban en la embarcación, informó El País.

LEA MÁS:

En las últimas horas los incidentes en las islas de Lesbos, Agatonisi y Samos han dejado 11 muertos, ocho de ellos niños.

Además, un bebé de un año permanecía en estado grave el miércoles por la noche después de que los servicios de rescate lograsen reanimarlo, tras rescatarlo en la costa de Lesbos.

En las últimas 48 horas las autoridades han rescatado a 925 personas en 20 actuaciones en las zonas marítimas de Lesbos, Quíos, Samos y Kos, todas situadas a escasos kilómetros de la costa turca.

Es que el recrudecimiento de la crisis migratoria que atraviesa Europa también se refleja en este episodio. Mientras que en el pasado el flujo de migrantes a Europa tendía a amainar a medida que se acercaba el invierno y que se dificultaba más el trayecto, este año ha aumentado, con miles de personas que desafían la muerte cruzando el mar embravecido en temperaturas cada vez más frías.

Los fuertes vientos dificultan el trabajo de los guardacostas a quienes se han unido voluntarios con barcos particulares para buscar a los supervivientes, mientras en tierra organizaciones y particulares ayudan a los refugiados a su llegada.

 AFP 163
AFP 163

Los puertos de las localidades de Molyvos y Petra, en Lesbos, se han convertido en improvisados campamentos sanitarios, donde profesionales y voluntarios prestan primeros auxilios a los rescatados.

Un total de 4.908 refugiados y migrantes han desembarcado hoy de cuatro transbordadores en el puerto de El Pireo, en Atenas, procedentes de Mitilene, la capital de Lesbos.

Tanto la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) como la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) han detectado, debido a la proximidad del invierno, el aumento en el número de personas que viajan en las embarcaciones, lo que eleva el riesgo de accidente.

En lo que va de año el número de refugiados que ha entrado en Grecia ha alcanzado la cifra récord de 502.500 personas, según ACNUR.