Alberto Roberti está a un paso de salir del Frente Renovador

, aunque a diferencia de su esposa, Mónica López, no será por

motu proprio

, sino que será expulsado por sus pares. Roberti, nada menos que el jefe de bancada del massismo, quedó en el ojo de la tormenta el sábado por la noche, cuando horas antes de las elecciones brindó su apoyo a Daniel Scioli en su cuenta de Twitter.


El cuestionado dirigente, que también iba tercero en la lista de candidatos en la provincia de Buenos Aires buscando la renovación de su banca, argumentó que le habían hackeado su perfil de la red social, pero las excusas no alcanzaron y sus pares aceleraron los tiempos para expulsarlo.


Esta tarde, el bloque massista se reunió para analizar una propuesta del diputado nacional Alberto Asseff, quien pidió la remoción de Roberti por "sus indignas declaraciones y los improperios contra Sergio Massa". Asseff consideró "alarmante cómo algunos dirigentes siguen desprestigiando a la deshilachada política argentina".


Sin embargo, en el encuentro no hubo definiciones y la decisión final se tomaría en los próximos días, en una nueva reunión de la que también participarían los intendentes del espacio massista.

 162
162

El escándalo con Mónica López

A menos de un mes de las elecciones, Mónica López pegó el salto, dejó las filas del massismo y dio una sorpresiva conferencia de prensa junto a Scioli. Su decisión la llevó a la insólita situación de no votarse a sí misma, ya que López era candidata al Parlasur. Sin embargo, horas después, se bajó de la lista debido a las fuertes críticas que recibió desde todo el arco político.