El nilotinib se ha usado en el pasado para tratar pacientes de cierto tipo de leucemia. Hoy podría ser una esperanza para el Parkinson Shutterstock 162
El nilotinib se ha usado en el pasado para tratar pacientes de cierto tipo de leucemia. Hoy podría ser una esperanza para el Parkinson Shutterstock 162

El fármaco, llamado nilotinib, se ha usado en el pasado para tratar pacientes de cierto tipo de leucemia. Pero en una pequeña prueba clínica en Estados Unidos, 12 personas con enfermedad de Parkinson o una condición similar llamada demencia con cuerpos de Lewy recibieron pequeñas dosis de nilotinib durante seis meses, con resultados esperanzadores.

El doctor Charbel Moussa, quien dirigió el estudio en el Centro Médico de la Universidad Georgetown, en Washington, señaló: "Hemos visto a pacientes en las últimas etapas de la enfermedad volver a la vida".

Al informar de los resultados en la reunión anual de la Sociedad de Neurociencia en Chicago, con su colega, el doctor Fernando Pagan, el doctor Moussa describió cómo se probó la sustancia en pacientes en etapas avanzadas de la enfermedad.

"Al principio del estudio teníamos personas tiesas como tablas, que al final caminaban, se sentaban y doblaban las piernas", afirmó. Se percibía la emoción en sus rostros cuando vieron la mejoría.

En algunos pacientes, los resultados del tratamiento fueron más drásticos. Un comunicado del Georgetown University Medical Center (GUMC) dijo que un paciente en silla de ruedas fue capaz de caminar de nuevo y que otros tres pacientes que no podían hablar fueron capaces de mantener conversaciones.

 Shutterstock 162
Shutterstock 162

Alan Hoffman, paciente que participó del ensayo y además profesor en ciencias sociales en la Universidad Estatal de Georgia, fue diagnosticado con la enfermedad de Parkinson en 1997. Antes de tomar el nilotinib, contó que no hacía muchas tareas del hogar en su casa. Sin embargo ahora, "saca la basura, descarga el lavavajillas, carga el lavarropas y la secadora, pone la mesa e incluso, asume la responsabilidad de la parrilla".

El nilotinib trabaja elevando la capacidad de eliminar las proteínas que se acumulan en las neuronas del cerebro de pacientes de Parkinson

Se cree que esas proteínas desencadenan la muerte de células cerebrales que producen moléculas como la dopamina, necesaria para el movimiento y otras funciones.

El doctor Pagan sin embargo, destacó que debe hacerse un estudio más integral antes de determinar el verdadero impacto de la droga, pero que si la eficacia del medicamento se confirma en este tipo de pruebas, "nilotinib podría convertirse en el primer tratamiento para impedir la muerte de las células del cerebro que es consistente con el Parkinson".

Por su parte Arthur Roach, director de investigación de la organización filantrópica Parkinson's UK, se negó a "dejarse llevar por la corriente" y destacó que aún no está en condiciones de afirmár que los pacientes se beneficiarán con este tratamiento.

Desde la Universidad de Georgetown aseguraron que sus investigadores están planeando ensayos clínicos más grandes con nilotinib para los pacientes con Parkinson y otras enfermedades similares, incluyendo la enfermedad de Alzheimer, que podrían comenzar en 2016.