El policonsumo es la norma y las nuevas generaciones de jóvenes lo adquirieron como un fenómeno sociocultural sin saber, en muchos casos, que es un peligro latente para la salud. Para la Secretaría de Programación para la Prevención de la Drogadicción (Sedronar), ya es una práctica instalada en la Argentina.

Casi la mitad de las personas que consume drogas, utiliza más de una sustancia en una noche, un índice "alto y preocupante". A raíz de esto, el Gobierno creó -a través de la Resolución 111/2015 de la Sedronar- el Consejo Consultivo de Precursores Químicos que estará compuesto por ministerios, universidades y cámaras empresarias de la industria química.

Esto no es un tema nuevo en el mundo. La Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), alertó sobre "el fenómeno de las nuevas sustancias psicoactivas", así como la Comisión Interamericana para el Control del Abuso de Drogas (CICAD) lo hizo sobre "el rápido desarrollo de las drogas sintéticas al amparo de la facilidad de su producción, a partir de sustancias precursoras de las mismas", en alusión a los precursores químicos.

Mezclar varias sustancias en busca de disparar nuevas sensaciones parece casi una necesidad imperiosa. "En general la mayoría de los jóvenes lo hace porque hay una búsqueda de estar estimulados continua y constantemente. Creo que es una generación que se aburre muy fácilmente y necesita encontrar estimulantes", aseguró a Infobae la médica psiquiatra Geraldine Peronace, quien además trabaja brindando contención psiquiátrica en una discoteca de Capital Federal.

El desequilibrio, empieza en las previas

La previa es la antesala de lo que vendrá. El primer momento de encuentro entre amigos que comienza después de la cena con sustancias como alcohol y cannabis. "A partir de aquí, el ingreso a los boliches o discotecas en general es entre la 1 y las 2 de la mañana. Pero antes, se consume comprimidos de éxtasis para que no se los detecten al ingreso", señaló Peronace.

Y agregó: "Adentro van a usar sustancias en auge. Van a partir de las 4 de la mañana y como muchas generan amnesia, no recuerdan los consumos y allí empiezan los cuadros de sobredosis que para nosotros empieza a ser más complicado a partir de las 5 de la mañana. Siendo que el horario de finalización de la nocturnidad es entre las 7 y las 7:30".

El Servicio de Toxicología del Hospital Fernández, dijo que hoy "lo raro" es encontrar un paciente que ingresa por haberse intoxicado sólo con una sustancia.

 Shutterstock 162
Shutterstock 162

Consumo y presión social

"Estamos viviendo en una época donde las modas nos atraviesan. No es solamente ropa y hoy hay todo un mercado que piensa cuál es la oferta y la demanda momento a momento. Las modas están pensadas para que la gente esté insatisfecha con quiénes son", dijo la especialista.

En este escenario, hay un público muy vulnerable, los adolescentes que viven la presión de su generación en donde la moda es ser feliz a cualquier precio. Y agregó Peronace: "Por eso la vedette de todas las drogas es el éxtasis".

Los peligros de las drogas caseras y los dealers online

En tiempos de inmediatez, hoy 'lo pedís, lo tenés'. Una nueva sustancia surgida en Europa, años atrás, tardaba de dos a tres años en llegar a la Argentina ya que pasaba por Estados Unidos y de ahí recién bajaba a Sudamérica. Ahora las cosas cambiaron.

"Es el famoso compre ya. La gente sube sus nuevas recetas caseras online y cualquiera puede verlo. Cualquiera en su cocina puede estar preparando algo nuevo".

"El narcotráfico nos lleva unos pasos adelante de lo que podamos hacer nosotros a nivel preventivo"

Ser dealer online. A los precursores químicos, se agregan nuevas sustancias que se pueden conseguir con tan sólo enviar un email. Dijo Peronace: "Todo dura 20 minutos. Si te pasan un número de celular o página de internet, en 20 minutos desaparece. Es muy rápido todo y así se maneja".

El gran peligro de estas drogas caseras, a diferencia de un fármaco ya estudiado, es que no interviene ninguna persona calificada o con estudios en el proceso de elaboración. ¿Cuál es la diferencia entre un fármaco lícito y uno ilícito? "Que médicamente se sabe la posología, la cantidad de dosis que se administra y los posibles efectos. Todo esto otro es 'a ojo', no sabemos siquiera los excipientes con los que vienen entonces y eso lo convierte en una ruleta rusa".

"No pasa por el principio activo en sí, sino con todo el agregado que pone en riesgo la vida del individuo".

El policonsumo parece ser una bomba química imposible de parar. Reconocer la problemática es el primer paso de un largo camino que la Argentina empieza a transitar.