La primaria los ha favorecido: Zabaleta consiguió cerca de 40 puntos, con una amplia distancia sobre el mandatario, mientras que Nardini también resultó vencedor, pero por menos de un punto porcentual, unos 1.400 votos. En diálogo con Infobae, hablaron sobre la disputa en sus municipios, el fantasma del corte de boleta, el peronismo, la pelea por la gobernación y el uso de fondos públicos para la campaña.

Con 4000 cuadras, 33 kilómetros cuadrados de superficie y 181.241 habitantes, Hurlingham es el más pequeño de los municipios de la Provincia de Buenos Aires; fue creado en 1995, como desprendimiento del partido de Morón, "con un perfil industrial", explica Zabaleta. En el mismo año, de la división del municipio de General Sarmiento se creó Malvinas Argentinas, un municipio de 321.833 habitantes, que con un presupuesto anual de $1.635 millones que "se ha concentrado en la salud de alta complejidad, pero carecemos de servicios básicos -agua y cloacas-", dice Nardini.

Zabaleta: —Porque el peronismo es un movimiento político y en la historia una herramienta de transformación de la sociedad. El peronismo es ilusión, es generación de derechos. Ahora, también el peronismo es la diversidad de distintos sectores. A mí me parece que se han agotado modelos locales de muchos años, claramente. La gente lo ha demostrado en las PASO. Modelos que han desincluido a cada uno de los distritos, desde el punto de vista de las políticas de articulación con el gobierno nacional y provincial, desincluidos desde pensar nuestras comunidades, nuestras sociedades y nuestos distritos a 20 años. Este es el desafío que tenemos por delante: pensar un Hurlingham a 20 años, desde el punto de vista de las políticas de inclusión, de herramientas que hoy los intendentes tenemos a cargo, que son políticas contra la inseguridad, que generen empleo, que todos los días puedan resolver una situación. Nosotros tenemos apenas el 35% de conexión de cloacas y agua potable. Y esto tiene que ver con responsabilidades de los dirigentes locales, de hacerse cargo de avanzar en obras. Ese agotamiento de modelos locales, con hombres de muchos años en el poder local, han generado un desgaste, y la sociedad lo visibiliza. Hemos visto muchos cambios de un lado para el otro, han ido para acá, han vuelto, y me parece que esto la sociedad lo ha castigado.

Nardini: —Uno considera que es la opción el peronismo por ser y venir de la concepción de la justicia social, entender que el peronismo es diversidad pero también el general Perón muchas veces decía que había que lograr el trasvasamiento generacional. Tal vez nosotros seamos eso, y la sociedad se dio cuenta de modelos de mucho tiempo que han quedado arcaicos u obsoletos en la modalidad de gestionar. Se han alejado de la gente, y también es responsabilidad de un peronista acercarse al sector más vulnerable, al sector más popular. Yo calculo que en los últimos ocho o doce años de gestión se han alejado del vecino y no han escuchado las demandas. Por eso, nosotros venimos con otra impronta, tratando de acercar la participación ciudadana. Que el vecino, tanto en Hurlingham como en Malvinas, se sienta cercano a la gestión y se sienta parte del avance. Estas son las cuestiones que no han sabido interpretar. También en esos vaivenes de pasar de un lado al otro, de estar con diferentes candidatos, alianzas políticas que se juntan solamente para un frente electoral, no para un proyecto de país... Han pagado el costo, y la gente termina eligiendo, como dice Daniel Scioli, la previsibilidad. A la gente no le gustan los cambios bruscos, y si bien este modelo de país, con Néstor Kirchner, con Cristina Fernández de Kirchner, ha hecho muchísimas cosas, sabemos que tenemos que mejorar, pero nosotros aceptamos el desafío, vamos para adelante.

Zabaleta: —Nuestro gobierno y nuestro proyecto político no ayuda: gobierna, genera derechos, y políticas. Ahora, cuando el que tiene que ocuparse de estas cosas no se ocupa, en mi caso en mi distrito, hay que ocuparse. Cuando vemos que no hay atención primaria de la salud, fuimos a golpearle la puerta al gobernador, y a partir del 28 de mayo hay un UPA, un hospital de mediana complejidad que atendió a 25 mil vecinos. Cuando vimos que en la Argentina se crearon 200 parques industriales, y en Hurlingham teniendo un espacio importante de tierras, vinculadas al gobierno nacional, gestionamos y estamos ofreciendo 25 hectáreas para que se desarrolle un parque industrial. Cuando no hay avance de obras de agua y cloacas, fuimos y lo gestionamos. Tenemos 5 mil familias que no tienen vivienda, que todos los meses tiran la plata en alquiler: estamos gestionando un plan de vivienda social. La verdad es que no es ayuda y sí es hacernos cargo de los problemas que tiene la sociedad. Nosotros tenemos una cuestión que tiene que ver con la militancia política y la militancia institucional bien aplicada: cuando nosotros vemos que hay una situación complicada frente a un vecino, frente a un pibe, frente a una abuela, vamos y gestionamos. La verdad, es cierto: somos parte del FpV. Somos parte de un proyecto político que integramos, que nos integra, que nos tiene contenidos y que nos plantea resolver todos los días situaciones complejas de la comunidad. La verdad que tendría que haberse hecho cargo, con tantos años de mandato, de la realidad de cada una de nuestras comunidades y no lo hicieron, se quedaron: no interpretan el avance de los tiempos. Yo les voy a plantear a los vecinos Hurlingham un Estado moderno, que entre otras cosas tenga un presupuesto participativo. En el caso de quienes gobiernan mi distrito, plantean todo lo contrario: es cerrarse, es pensar en el patrón de estancia. Hoy la sociedad no banca más patrones de estancia, y mucho menos con un revenque.

Nardino: —Coincido con Juanchi. En ese alejamiento que han tenido de la sociedad, es más fácil echarle la culpa a los candidatos del FpV y no cumplir con la demanda y la responsabilidad que tienen como funcionarios actuales del distrito. En el caso de Malvinas Argentinas la diferencia es mucho más marcada: dicen "no recibimos ayuda del gobierno provincial o nacional", pero si desglosamos el presupuesto nos damos cuenta de que es totalmente una mentira. Malvinas administra $1.635 millones, de los cuales el 54% del presupuesto viene de la ley provincial de coparticipación de salud, este año son 900 millones de pesos, y el 7% viene de la ley nacional de coparticipación a los municipios, que recibe 100 millones de pesos. ¿Es verdad que se hace todo desde el municipio? Sería imposible: sin la ayuda del estado nacional, sin la ayuda del estado provincial, no podría avanzarse de la forma en que se avanzó. Igualmente, es bastante deficiente lo que se está llevando adelante en nuestro distrito, porque contamos con 10 mil cuadras, de las cuales 6500 quedan sin asfaltar. Tenemos solamente 5% solamente a clocas, 12% agua potable. El 95% de los malvinenses no tiene acceso a las cloacas, se está contaminando con los pozos ciegos, las napas, termina consumiendo la misma agua contaminada. Nosotros hicimos una campaña en positivo, sin faltarle el respeto al intendente, a nivel institucional, así y todo lo único que encontramos fue el reproche para tratar de tapar lo que no han hecho.

Zabaleta: —Tenemos el mejor candidato a gobernador. Un dirigente que conoce la provincia. Yo lo conocí en el año 88, siendo parte de Antonio Cafiero, era muy joven, y me parece que nos espera un gobernador que está dispuesto a articular con los intendentes y a trabajar en políticas de tipo regional. Creo que el desafío del gobernador y el nuestro es comenzar a articular políticas que sean comunes, tenemos muchos temas comunes: tratamiento de la basura, reciclaje, entre otras cosas. Esto es lo que hay que trabajar con Aníbal. Acá la verdad es que tenemos cohesión entre nuestro candidato a presidente, entre Aníbal y nosotros. No hay proyecto de provincia si no hay proyecto de país, y no hay proyecto de Hurlingham si no hay proyecto de país. Y así ha funcionado históricamente. Y así ha funcionado históricamente y se ha consolidado estos doce años: nosotros tenemos al mejor de todos nosotros, que fue Néstor Kirchner, que se vinculó directamente con los intendentes y que trabajó y logró las obras de infraestructura, la obra pública. Tiene que seguir. Somos parte de un proyecto político en donde en un todo, con Scioli y con Aníbal, vamos a lograr avanzar en nuestras comunidades sin ninguna duda.

Nardini: —Totalmente de acuerdo. Malvinas Argentinas es un distrito peronista, que acompaña al FpV. Nos suma totalmente, nos suma porque es un gran candidato Aníbal Fernández, en el sentido de que conoce la provincia, sino que también ha ocupado un montón de cargos públicos nacionales y también en su distrito, y hace complemente de entender las necesidades y de entender a los funcionarios, los dirigentes. Eso da un plus a comparación de los demás. Aparte de la impronta que tiene de ponerse al frente de la situación. Eso en nuestro distrito nos ha sumado muchísimos, pero uno tiene que entender que esto es un proyecto colectivo: con Scioli como presidente, con Aníbal Fernández como gobernador, y en Malvinas Argentinas, con Leo Nardini intendente, pero somos mucho más los que vamos en la boleta, y todos ocupan un rol específico para llevar una gestión adelante. Así y todo, también el trabajo cotidiano y constante.

Zabaleta: —Parte del agotamiento de estos modelos locales, es subestimar a la sociedad, al que vota. Y estos últimos años, en el caso de Hulingham, se han cansado de subestimar al vecino. El vecino interpreta esto: estamos en días definitorios, en los que la sociedad comienza a ver quiénes son los que van seguir administrando la economía, al servicio de quién, si del trabajo y el consumo o de unos pocos, y eso va a hacer que la definición sea conjunta, sea de todos. La sociedad ve también la desesperación de muchos dirigentes por aferrarse al poder. Alguna vez tendríamos que analizarlo con un psicólogo, qué significa para un político el poder: para nosotros significa ser una herramienta de transformación de nuestras comunidades. Que todos los días alguien se levante contento porque tomamos una decisión que los incluyó, que les generó un derecho. Me parece que esto no va a pasar: vamos a tener continuidad, Scioli va a ser presidente en primera vuelta, no tengo ninguna duda. Esto se está definiendo.

Nardini: —En Malvinas, el intendente fue uno de los promotores de lo que se llama "voto delivery". Lo ha hecho en el 2011, pero como recién explicaba Juanchi, es algo que la sociedad malvinense ha interpretado y ha madurado. Es subestimar al vecino, es faltarle el respeto. En el 2011 ha pasado, que han entregado la boleta de la presidente de la nación, que ha hecho una de las mejores elecciones a nivel porcentual, sacando el 69% de los votos en nuestro distrito, y ha ganado con el corte de boleta el intendente municipal de Malvinas por quinta vez. Pero estas son diferencias: así como en ese momento ha confundido y ha logrado un triunfo, también le ha enseñado a la gente, y la gente ha madurado muchísimo entendiendo que al no tener un acompañamiento y una concepción ideológica de consecuencia con lo que es un gobierno provincial y nacional, obviamente no ha avanzado nada. Y en aquella oportunidad ha perdido el candidato local del FpV, sino que verdaderamente ha perdido el vecino, que no tuvo más obra pública, que no tuvo más inclusión, que no se trajeron más programas para fortalecer la sociedad. Esta vez ya lo están intentando hacer, y la gente se da cuenta. No pueden decir hoy "este es mi candidato a presidente", mañana el otro, y después volver al mismo lugar donde los echaron, y decir hoy "no, votemos a cualquier pero en Malvinas vótenme a mí", sin ni siquiera decir por qué, sin decir las políticas a futuro.

Dirección: Facundo Antelo

Cámara: Diego Barbatto

Asistente de piso: Julieta Arrigoni

Edición: Agustina Klix

Animación: Damián Rodríguez