Presupuesto: el oficialismo tratará el proyecto en la comisión del Senado

 NA 162
NA 162

La comisión de Presupuesto y Hacienda de la cámara de Senadores comenzará hoy a analizar el proyecto oficialista. Con la presencia de Axel Kicillof en el recinto, los legisladores tratarán el tema también el miércoles. Se estima que lo aprueben sin cambios y que quede todo listo para que sea convertido en ley después de las elecciones del 25 de octubre.

Asimismo, la misma comisión se propone avanzar con los dictámenes favorables para una serie de prórrogas que guardan relación con la denominada "ley de leyes", ya que de ellas dependen la continuidad de determinados impuestos y la facultad del Poder Ejecutivo para realizar modificaciones.

El paquete incluye las prórrogas hasta 2017 de los impuestos al cheque; al precio de venta de los cigarrillos; del monotributo; de la emergencia económica; y contempla la vigencia hasta fines de 2025 del gravamen de emergencia a los premios de determinados juegos de sorteos y concursos deportivos.

La comisión, presidida por el ex jefe de Gabinete Juan Manuel Abal Medina, fue convocada para hoy a las 15 y el miércoles a las 11 en el salón Azul del Senado para analizar el proyecto aprobado por la Cámara baja la semana pasada. Se espera la presencia del ministro de Economía, Axel Kicillof, y otros funcionarios de la cartera de Hacienda.

Si bien ya es habitual que las pautas fijadas en cada ley de Presupuesto no se cumplen a la hora de su ejecución, en esta oportunidad el rechazo al proyecto oficial fue generalizado. Debido al cambio de Gobierno a partir del 10 de diciembre, muchos legisladores de la oposición reclamaron que el debate se postergue hasta que se sepa quiénes serán las nuevas autoridades nacionales.

El proyecto del Ejecutivo prevé un crecimiento del PBI del 3 por ciento, una inflación del 14,5 por ciento y del 13,6 por ciento en los precios mayoristas, exportaciones por USD 65.717 millones e importaciones por USD 61.677, lo que arroja un saldo comercial de USD 4.040 millones. En el aspecto fiscal, establece un aumento de los ingresos corrientes del 21 por ciento y de los gastos corrientes del 16,7 por ciento. La recaudación tributaria prevista aumentaría un 25,7 por ciento, para llegar a 1.941.420,5 millones de pesos.