La primera parte fue estupenda. Cinco goles y un juego de ida y vuelta por parte de ambos. Comenzó Chile arriba con el tanto de Alexis Sánchez a los seis minutos, pero cuatro más tarde lo niveló Jefferson Farfán, quien a los 36 anotó de nuevo para colocar arriba al local, que ya a esa altura estaba con diez por la roja de Christian Cueva (le arrojó el balón a un rival y Néstor Pitana lo expulsó directamente).

Sin embargo, el gol 2-1 hizo reaccionar al visitante, que en una ráfaga le dio vuelta con los tantos de Eduardo Vargas y Alexis Sánchez nuevamente, yéndose al vestuario 3 a 2 arriba. Pero eso no fue todo, porque en el comienzo del complemento, Chile volvió a convertir en una acción que encabezó el Niño Maravilla y culminó Vargas, autor del 4 a 2 para darle otro contexto al partido.

Perú, que había tenido alguna para empatar, se vio dos goles abajo ante un elenco que seguía atacando, fiel al estilo de su entrenador, quien dejaba espacios por su idea de ir a buscar, pero que igual no le importaba porque colocaba más de cinco hombres en ataque. Si bien es cierto que el partido se le abrió en gran parte por la expulsión de Cueva (porque Perú antes de ponerse 2-1 tuvo muchos problemas para cubrir de mitad hacia atrás), lo cierto es que a la Roja no le importó y se llevó el triunfo, aunque no sin antes sufrir en tiempo de descuento el 3-4 de Paolo Guerrero.

Ahora, Chile recibirá a Colombia y Perú a Paraguay. Después de esta jornada, la Roja irá a Montevideo a enfrentar a Uruguay, mientras que Perú tendrá que ir a Salvador de Bahía a medirse ante Brasil. Cabe destacar que estas dos jornadas se llevarán a cabo a comienzos de noviembre.

Estadio: Nacional de Lima

Árbitro: Néstor Pitana (Argentina)