Para Europa, la intervención de Rusia en Siria "cambia las reglas del juego"

Los cancilleres del bloque se reúnen en Luxemburgo para pedir a Moscú que frene los bombardeos

  163
163

"La intervención de Rusia en Siria es algo que por supuesto cambia las reglas del juego", dijo Mogherini al llegar al cónclave de ministros de Relaciones Exteriores que la Unión Europea realiza este lunes en Luxemburgo.

El ingreso de Moscú en el conflicto sirve para respaldar al régimen del dictador Bashar al Assad en el plano militar y político.

El cónclave de cancilleres será aprovechado para pedirle al Kremlin que frene los bombardeos que realiza contra posiciones rebeldes y del Estado Islámico (ISIS) en el país árabe.

La intervención "tiene elementos muy preocupantes (...), en particular en lo que respecta a la violación del espacio aéreo de Turquía", agregó la titular de la diplomacia europea.

LEA MÁS:

Vladimir Putin se pone "límites": asegura que Rusia no enviará tropas terrestres a Siria

HRW denunció el uso de un nuevo tipo de bombas de racimo rusas en Siria

Mogherini pidió asimismo que los ataques de Rusia sean "dirigidos contra Daesh (el grupo Estado Islámico, en árabe) y otros grupos terroristas definidos por la ONU".

"(Los Estados Unidos, Rusia,) todos nosotros tenemos una base común. Está en las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU (...), y por ello debemos coordinarnos. Porque si no, el riesgo es que sea extremadamente peligroso", añadió la diplomática italiana.

En Luxemburgo, los ministros discutirán sobre si la solución al conflicto en Siria pasa por una negociación en la que el régimen de Bashar Al Assad esté o no representado en la mesa de diálogo.

 AP 163
AP 163

Discrepancia entre vecinos

España, desde hace meses, considera que "se debe hablar con los enemigos", señaló el ministro ibérico José Manuel García Margallo.

"Cuanto más tardemos en llegar a una negociación, habrá más muertos, más desplazados, más refugiados, más avance de los terroristas, más presión sobre las fronteras exteriores" de la UE, dijo el representante de Madrid.

"Urge poner en marcha una negociación, y la negociación es sólo posible teniendo sentado en la mesa al régimen de Al Assad", agregó, "aunque Al Assad no pueda formar parte del futuro de Siria".

Francia se opone totalmente a esta eventualidad, y Gran Bretaña, sin embargo, considera que se puede ser "flexible" con la partida de Al Assad.

"Podemos ser flexibles sobre la forma, el momento de su partida, pero si tratamos de trabajar con Al Assad echaremos a la oposición (al régimen sirio) a los brazos de Estado Islámico, lo opuesto a lo que queremos", dijo el secretario de Exteriores británico, Philip Hammond.

El borrador de conclusiones de la reunión expresa el llamado de los ministros a "una transición inclusiva y pacífica", pero no precisa si debe ser con o sin Al Assad.

Al mismo tiempo, los ministros estiman que "no puede haber una paz duradera en Siria con el liderazgo actual", según el borrador.