El escultor elegido por Macri se defendió "Mi Perón es correcto"

El artista y sus colaboradores. (Crédito: Perfil.com)  162
El artista y sus colaboradores. (Crédito: Perfil.com) 162

Al escultor Carlos Benavídez no le tocó una tarea fácil. Fue el elegido por el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, para diseñar la escultura que se inauguró el jueves pasado de Juan Domingo Perón frente a la Aduana y que se llama "Unidos Triunfaremos". En una entrevista contó que estuvo dos meses interiorizándose. Que se rodeó de historiadores y leyó muchísimo sobre el General para poder captar su esencia y volcar en su obra rasgos más profundos que lo meramente estético. Antes algunas críticas hacia la pieza, el artista aseguró que no le molestan. "Me parece bien que cada uno sea sincero con lo que piensa. La obra se termina con el observador. Para mí, hice el Perón correcto", aseveró.

El artista fue elegido entre 16 postulantes mediante un concurso que se hizo en la Legislatura porteña. Cuando se enteró que ganó, fue a festejar con su familia y amigos. El –contó- que la elección del Perón que quería representar no fue un proceso fácil. "Elegí hacer a un Perón estadista, no uno militar". Por eso, dudó mucho en representarlo con ambos brazos levantados, aunque sus colaboradores terminaron por convencerlo.

"En un principio, lo hice con los dos brazos abajo, y uno con un movimiento energético. Luego le levanté uno porque pensé que todos iban a hacerlo con las dos manos en alza y yo quería hacer algo distinto. Pero unos amigos historiadores me hicieron reverlo mediante este razonamiento: ´Si ves una sombra con los dos brazos así (e hicieron el gesto de levantarlos), ¿de quién dirías que se trata?´. Y eso terminó de convencerme", dijo.

  162
162

A Benavídez le preguntaron qué sentía por ser el autor de la primera escultura de Perón en Buenos Aires, a lo que contestó: "Era algo que nos debíamos. Es un personaje importante para la historia. Igual no tomo conciencia aún. Pero me asesoré mucho con respecto a lo que significó tanto para peronistas como para radicales. Tiene una historia larguísima, Y es el primer monumento. La verdad es que no tomé conciencia; uno se pone a trabajar y listo. Creo que tomaré dimensión con el tiempo. Pero en la inauguración mucha gente se acercó a felicitarme".

La obra le llevó ocho meses de trabajo duro y contó con la colaboración de amigos que lo fueron asesorando en el concepto de lo que quería transmitir con la obra. "Ponderó lo icónico y lo simbólico. El está parado, dando un paso que da cuenta de su formación militar; con una sonrisa, en la que quise evidenciar la seducción que usaba tanto para lo bueno como para lo malo; y sus brazos arriba, gesto que lo caracterizó", explicó tras aclarar que es apartidario. "Yo cuento un personaje, que es lo que me seduce. Los intereses políticos están ajenos a mí y tampoco los analizo", concluyó.

 Eric Boslok 162
Eric Boslok 162