Gerardo Escobar, la víctima de un caso con muchos implicados Rosario3 162
Gerardo Escobar, la víctima de un caso con muchos implicados Rosario3 162

Nuevos estudios refuerzan la hipótesis de que Gerardo Escobar, un rosarino de 23 años, no murió ahogado. Por lo tanto, quedó más comprometida la situación de los patovicas del boliche en el cual el joven fue visto por última vez. Hay cinco custodios bajo prisión preventiva, acusados por homicidio y encubrimiento.

El fiscal Rafael Coria recibió dos análisis complementarios de la autopsia del joven que hacen sospechar que el joven murió antes de caer al agua. Se debe a que no se detectó la diatomea, "una clase de alga que suele tener una persona que murió por ahogamiento", según explicó.

Además, Coria apuntó contra los acusados, al subrayar que "otro estudio efectuado sobre los pulmones del joven presentaban modificaciones morfológicas, compatibles con un cuadro de asfixia".

El juez Luis María Caterina, a cargo de la causa, dispuso la prisión preventiva contra el custodio del local nocturno. El patovica fue imputado por homicidio, mediante una presunta golpiza contra Escobar. Asimismo, otros cuatro encargados de seguridad están acusados por encubrimiento. Dos de ellos son policías provinciales.

Escobar había desaparecido el viernes 14 de agosto, luego de retirarse del boliche La Tienda. En las cámaras de seguridad de la cuadra, se observa cómo llamativamente varios hombres que trabajaban en la custodia del local bailable van detrás del joven, que habría roto el espejo de un auto estacionado. Esa fue la última imagen de Escobar con vida. Una semana después, su cadáver fue encontrado flotando en el Río Paraná.