María Isabel Pansa se convirtió en la primera mujer argentina en ascender al rango de general. Télam 162
María Isabel Pansa se convirtió en la primera mujer argentina en ascender al rango de general. Télam 162

En un hecho histórico, la Cámara alta dio ayer acuerdo para que una mujer sea ascendida al rango de general del Ejército. Se trata de María Isabel Pansa, una de las tres edecanas de la presidente Cristina Kirchner.

La jefa de Estado había propuesto el pliego de Pansa para que fuera discutido en el recinto. Esto pudo hacerse luego de que Kirchner, a través de un decreto, eliminó la traba que impedía a los efectivos del cuerpo auxiliar femenino del Ejército superar el grado de coronel.

Hasta ahora, la única mujer que llegó a grado fue Juana Azurduy, heroína de la Independencia sudamericana. Aquella designación, sin embargo, fue realizada post mortem en 2009 y a modo de homenaje por iniciativa del oficialismo, lo que convierte a Pansa en la primera mujer en actividad en ser ascendida al mencionado cargo castrense.

La designación fue aprobada por unanimidad y todas las bancadas destacaron la idoneidad de la militar para obtener el ascenso.

Pansa ya había sorprendido a más de uno en 2007. En otro hecho sin precedentes, había sido designada como edecana y asistió a la ceremonia que ungió a Cristina Kirchner como Presidente de la Nación. En el mismo evento estuvieron Claudia Fenocchio y Silvina Carrascosa, las otras dos edecanas que nombró la jefa de Estado.

Pansa, de 54 años, es licenciada en Sistemas y egresada de la universidad privada de Belgrano (UB) y se graduó en 2012 de psicóloga en la Universidad de la Marina Mercante.

La flamante generala ingresó al cuerpo auxiliar femenino del Ejército en 1982, cuando transcurría la guerra entre Argentina y Gran Bretaña por las Islas Malvinas.