AFP 163
AFP 163

América Latina y el Caribe contraerá su Producto Interior Bruto (PIB) un 0,3% en 2015, arrastrado por Brasil y Venezuela y el derrumbe de las materias primas, estimó este martes el Fondo Monetario Internacional, aunque registrará un leve repunte en 2016 (0,8 por ciento).

Brasil tendrá una contracción del PIB del 3% en 2015 y de 1% en 2016, mientras que Venezuela -afectada por la caída de los precios del petróleo y la convulsión política- verá caer su PIB en 10% este año y en 6% el próximo, según un informe del FMI, que por estos días realiza sus reuniones anuales en Lima.

Latinoamérica y la zona caribeña, productores de commodities por excelencia, será la única región que registre una contracción en su crecimiento económico este año, frente al estimado de crecimiento de 0,5% que tenía el FMI en su informe anterior.

LEA MÁS:

América Latina también podría verse golpeada luego de que la Reserva Federal resuelva subir sus tasas de interés, ante una recuperación de la economía estadounidense, lo que originaría la salida de capitales de países emergentes hacia los Estados Unidos, y repercutiría en una mayor alza del dólar.

Pesimismo para todos

Además la entidad presidida por Christine Lagarde redujo sus previsiones de crecimiento mundial para 2015 y 2016, a causa de la desaceleración de China e importantes economías emergentes y pese a un leve repunte en las economías desarrolladas.

El PIB mundial 2015 debe crecer un 3,1%, mientras que el de 2016 lo hará en un 3,6%, una disminución de 0,2 puntos porcentuales frente a lo estimado en julio, según las nuevas proyecciones difundidas por el Fondo Monetario.

Pese a la recuperación de países industrializados, como los Estados Unidos y el Reino Unido la situación es más incierta en la Eurozona y Japón, así como en las economías emergentes, sostiene el FMI.

En un entorno marcado por el retroceso de los precios de las materias primas y las presiones que soportan las monedas "se han agudizado los riesgos a la baja para las perspectivas, especialmente en los mercados emergentes y las economías en desarrollo", dijo el Fondo en su informe sobre perspectivas económicas mundiales.

Luego de haber registrado un crecimiento del 3,4% durante 2014, el planeta se prepara para anotar su peor desempeño desde la recesión mundial de 2009.

 163
163

El gigante asiático, en la mira

Las preocupaciones se centran en China, la segunda economía mundial y el mayor comprador global de materias primas, cuya desaceleración económica no se detiene: crecerá un 6,8% en 2015 y un 6,3% en 2016, lo que significaría su peor desempeño en 25 años.

Según el FMI, la desaceleración china hará pagar un alto precio a los países exportadores de materias primas, con precios por los suelos.

En el caso de la Eurozona, cuya recuperación aún es incierta, el FMI espera un crecimiento del 1,5% en 2015 y de 1,6% en 2016, prácticamente sin cambios respecto al anterior pronóstico revelado en julio.

El informe advierte además de "nuevas preocupaciones" sobre Grecia, los altos riesgos geopolíticos en Ucrania y, por primera vez, alude al impacto de la crisis de los refugiados en Europa, que podría tener "inmensos" costos sociales y económicos.

Reuters
Reuters