Un partidazo se vio en el Nuevo Gasómetro en la igualdad 2 a 2 entre San Lorenzo y Rosario Central. Pero, más allá del gran espectáculo, el que más parece haber festejado fue Boca, ya que si le gana mañana a Crucero del Norte le sacará 6 al Ciclón y 8 al Canalla a falta de tres cotejos para el cierre.

Por tal razón, Edgardo Bauza fue muy claro: "Ya estaba difícil antes; si nos saca dos puntos más, peor. Pero no vamos a renunciar hasta que tengamos posibilidades matemáticas". A los dirigidos por el Patón le quedan Olimpo, Temperley y Atlético Rafaela como rivales. También destacó la importancia de la unidad, que le permitió seguir firme en la segunda colocación, que clasifica de manera directa a la próxima Copa Libertadores.


"Sigo sosteniendo que este plantel ha dado muchísimo, y sigue dándolo. El hincha de San Lorenzo tiene que estar orgulloso con este plantel. Salgamos como salgamos, no le tengo nada que reprochar al plantel. Tiene una entrega admirable", sostuvo el entrenador. Con ellos logró la Copa Libertadores 2014, algo que nunca había podido conquistar la entidad de Boedo. "El aplauso se lo ganaron, lástima que no le pudimos dar un triunfo al público. Es un buen reconocimiento. Dieron hasta la última gota de sudor. Este plantel ya dio todo", agregó.

Si bien prefirió no referirse a la labor de Germán Delfino, Bauza sí afirmó que "para mí, hubo como cuatro penales. Si ves la de Caruzzo en cámara lenta, es penalazo. Como la de Rolle. Si el árbitro no está seguro, no lo cobra".