Reuters
Reuters

Las firmas McDonald's y Coca Cola, principales patrocinadores de la FIFA, exigieron la renuncia inmediata del presidente Joseph Blatter, tras quedar imputado por la Justicia de Suiza por el escándalo de presuntos sobornos y comisiones ilegales.


Ambas compañías sostienen que Blatter debe tomar esa medida ahora para que "pueda comenzar un proceso de reforma creíble y sostenible".


"Cada día que pasa, la imagen y la reputación de la FIFA se deteriora. La FIFA necesita una reforma integral y urgente, la cual sólo puede lograrse a través de un enfoque verdaderamente independiente", señaló Coca-Cola en un comunicado por correo electrónico.


Por su parte, McDonald's hizo su descargo a través de las redes sociales. "Por el bien del juego, Blatter debe renunciar", escribieron en su cuenta verificada de Twitter.


"Creemos que sería en el mejor interés del juego que el presidente de la FIFA, Sepp Blatter, renuncie de manera inmediata para que el proceso de reforma se lleve a cabo con la credibilidad que se necesita", indicó el director de comunicaciones globales de la cadena de comidas rápidas, Jeff Mochal.


Otras firmas como Visa y Budweiser, que pagan decenas de millones de dólares anuales para auspiciar a la entidad que regula el fútbol mundial, se sumaron al pedido colectivo de que dimita el directivo suizo, procesado penalmente por la Fiscalía de su país por "gestión criminal y apropiación indebida".


"Creemos que hay una reforma significativa se puede hacer bajo el liderazgo existente de la FIFA. Y teniendo en cuenta los acontecimientos de la semana pasada, está claro que lo mejor para el interés de la FIFA y el deporte sería que Joseph Blatter dimita inmediatamente", comunicó el gigante estadounidense de tarjetas de crédito.


El pedido de las empresas se suma al de la ONG Transparencia Internacional (TI), que también reclamó el pasado viernes 25 de septiembre la renuncia "inmediata" de Blatter, para garantizar una supervisión "independiente" de ese organismo.


Pero Blatter no renunciará a pesar del pedido de los auspiciantes, según informó su abogado. Por lo pronto, abandonará la presidencia de la FIFA el 26 de febrero de 2016, cuando se elija a su sucesor.


"Si bien Coca-Cola es un auspiciante valorado de la FIFA, Blatter discrepa de manera respetuosa con su posición y cree firmemente que renunciar a su cargo ahora no sería en el mejor interés de FIFA ni haría avanzar el proceso de reforma. Por lo tanto, no renunciará", dijo el abogado neoyorquino Richard Cullen en un comunicado.