162
162
Juan José Aranguren: \Es necesario reconocer la diferencia entre los precios y los costos energéticos\
Juan José Aranguren: \Es necesario reconocer la diferencia entre los precios y los costos energéticos\"" 162
 162
162

El referente en temas energéticos del PRO, Juan José Aranguren, prometió que, de ganar Mauricio Macri las elecciones presidenciales, revisará el actual esquema de subsidios a las tarifas de electricidad "por las distorsiones generadas en los precios relativos", pero garantizará el subsidio "a los sectores de menores recursos, hasta un consumo mensual de 150 kilovatios hora".


Al disertar en el Foro de Empresarios de Estaciones de Servicio organizado por la Confederación de Entidades del Comercio de los Hidrocarburos y Afines de la República Argentina (CECHA), Aranguren estimó que una medida de ese tipo alcanzaría "a unos 2 millones de hogares" y sostuvo que "por lo que supere dicho nivel de consumo (el usuario) pagará la tarifa general que se aplique".


Por su parte, Enrique Devoto, ex secretario de Energía y referente del Frente Renovador en la materia, sostuvo que desde el massismo no piensan en eliminar los subsidios "pero sí en ser racionales en su aplicación y no subsidiar la oferta sino la demanda".


Aranguren (ex presidente de Shell Argentina) refirió que desde Cambiemos también se considerará una rebaja tarifaria para aquellos consumos que resulten inferiores a los del mismo período del año anterior (esquema similar al que rige actualmente).


Tanto Aranguren como Devoto plantearon la necesidad de alentar una eficiencia en el consumo de la electricidad y con ello reducir el nivel de importaciones y el déficit fiscal.


Devoto, en tanto, sostuvo que las tarifas del sector "deben implicar una rentabilidad adecuada a las empresas del sector, sean estas públicas, mixtas o privadas".


Aranguren aprovechó para cuestionar aspectos de la actual política energética del Gobierno: "Nos interesa alcanzar la seguridad energética, que estará dada por el acceso a las diversas fuentes a precios accesibles, y no hablar del concepto chauvinista de soberanía energética", que sostiene el actual gobierno y ratifica el candidato Daniel Scioli.


Devoto, en tanto, remarcó la necesidad de que "se considere a la Energía como política de Estado, pensando en el largo plazo y por lo tanto consensuada entre todos los sectores políticos".


Acerca de YPF, Devoto sostuvo que el massismo está de acuerdo con que sea estatal, "pero la regulación del mercado corresponde al Estado y no a esa empresa, cuyo 49% está en manos de inversores privados, por caso, fondos de inversión extranjeros".


Aranguren y Devoto coincidieron en señalar –por separado– la necesidad de "reordenar institucionalmente al sector energético", en alusión a los entes reguladores, a la ley de hidrocarburos, y ambos hicieron hincapié en el impulso de producción de energías renovables (eólica, fotovoltaica, biocombustibles) para equilibrar la matriz energética.


Con relación al actual esquema de precios aplicado por el Gobierno para la producción de petróleo, más alto que los que rigen en el mercado internacional del crudo, Aranguren y Devoto admitieron que se trata de un esquema "para mantener la actividad en el sector", pero los dos señalaron que "los precios internos se deberán ir alineando con los internacionales".


Al respecto, Aranguren cuestionó que tal esquema "no tenga plazos determinados y no se sepa en base a qué tipo de cambio se aplica", y dijo que en un gobierno de Macri van a "convocar a todas las partes (empresas, provincias y sindicatos) para acordar por escrito y con plazos una suerte de precio sostén para el rubro, que haga posible a las empresas realizar inversiones".