Télam 162
Télam 162

El Servicio Metereológico Nacional renovó el miércoles por la mañana una alerta por lluvias y fuertes vientos, con ráfagas que podrían alcanzar los 60 kilómetros por hora. El fenómeno afecta al Río de la Plata y la zona ribereña del noreste de la provincia de Buenos Aires.

La advertencia rige durante la mañana del miércoles y apunta especialmente a zonas ribereñas como Quilmes o San Fernando. El martes por la noche el río ya registró una altura de dos metros por encima de los valores habituales.

El SMN agrega que las ráfagas podrán llegar a los 60 kilómetros por hora. La intensidad de los vientos del sudeste "irá disminuyendo gradualmente durante el día", detalló el alerta.

Desde el gobierno porteño pidieron no colocar macetas ni sillas de plástico en los balcones, tener sumo cuidado con tendederos y todo elemento contundente que pueda provocar riesgos a terceros, además de no obstruir los sumideros.