Reuters 163
Reuters 163

El escocés Andy Murray es garantía de éxito para Gran Bretaña. En el pasado se colgó la medalla de oro olímpica y llevó la bandera del Reino Unido a lo más alto del podio. En esta ocasión, intenta que los británicos llegan a la cima de la Copa Davis.

En la serie de semifinales ante Australia, Murray comenzó con el pie derecho al imponerse holgadamente ante Thanasi Kokkinakis. La victoria del número tres de la clasificación mundial ATP le dio el primer punto a Gran Bretaña frente a Australia, quienes se disputan un boleto a la final del Grupo Mundial.

Murray, de 28 años, se impuso a una de las jóvenes promesas del circuito como es Kokkinakis, que con tan sólo 19 años es la segunda raqueta australiana y se ubica en el puesto 72 del ránking ATP.

 Reuters 163
Reuters 163

"Es un resultado fantástico. Fue un partido complicado para empezar la serie pero estoy contento de haberlo hecho bien. No le di demasiadas oportunidades con mi servicio y fui muy agresivo", dijo el tenista escocés, que ganó 38 de los 41 puntos con su primer saque en el Emirates Arena de Glasgow.

Gran Bretaña, que sacó de la competencia a Estados Unidos en primera ronda y Francia en cuartos de final, pelea por acceder a su primera final de Copa Davis desde 1978.

LEA MÁS:

"Representar a mi país es algo que me enorgullece mucho. Intento hacerlo lo mejor posible cada vez que juego para Gran Bretaña y espero seguir haciéndolo así durante todo el fin de semana", sostuvo Murray.

Con el Reino Unido 1-0, se disputa el segundo encuentro de la eliminatoria. Dan Evans, 300 del mundo con 25 años, intenta dar el golpe sorpresa ante el australiano Bernard Tomic, número 23 en el ránking ATP.