Las bolsas europeas y Wall Street caen tras la decisión de la Reserva Federal norteamericana

La Fed mantuvo la tasa de interés sin cambios. Europa reaccionó con bajas de más del 3%, mientras que Nueva York pierde más de un punto en la apertura de este viernes. Especialistas ven un futuro incierto

 Reuters 163
Reuters 163

El índice DAX 30 de Frankfurt cayó 3,06% y el CAC 40 de París, un 2,56%. También retrocedieron Londres (1,34%), Milán (-2,65%) y Madrid (-2,57%).

"El mantenimiento del statu quo de los tipos de la Fed recalca los riesgos que ya preocupaban desde hacía meses a los mercados y que ahora se ven confirmados por los banqueros centrales de los Estados Unidos", resumieron los analistas de la correduría Aurel BGC, de París.

"La Fed perdió credibilidad" y hay dudas sobre si la presidenta de la institución, Janet Yellen, "controla la situación", dijo a la AFP Robert Halver, jefe de investigación financiera de la consultora alemana Berenberg.

Los inversores se preguntan "si China tiene tanto peso en esa decisión", agrega el analistas, que considera que a la Fed se le hará "cada vez más difícil subir su tasa".

LEA MÁS:

EEUU: la Fed mantiene en cero la tasa de interés

La decisión de la FED


 Reuters 163
Reuters 163
Janet Yellen, responsable de la Reserva Federal de los Estados Unidos


Nueva York y San Pablo

A las 16:12 GMT, el Dow Jones cedía un 0,94% y el Nasdaq un 0,47%.

Y en América latina, el índice Ibovespa de Sao Paulo retrocedía un 0,82% y el México IPC un 0,55%.

En Asia, la bolsa de Tokio había iniciado la serie de fuertes caídas, con pérdidas de 1,96%.

La economía estadounidense dio señales de buena salud en los últimos meses, y la Fed llegó a considerar que ya era hora de aumentar las tasas, que se hallan en su mínimo histórico, de casi 0%, desde hace nueve años, cuando arreciaba la crisis financiera mundial.

Pero la situación en los mercados emergentes, con China en plena desaceleración y Brasil y Rusia en recesión, la hizo recapacitar sobre la pertinencia del momento para hacerlo.

"Gran parte de nuestra atención se centró en los riesgos en torno a China, pero no sólo en China, sino en los mercados emergentes en general y en cómo esos riesgos podrían recaer sobre Estados Unidos", explicó Yellen tras la reunión del organismo.