AFP 163
AFP 163

Entre los 9.100 recién llegados a Alemania, 2.000 lo hicieron en tren, y el resto a pie o en vehículos, especialmente desde Austria. El gobierno germano estableció el domingo pasado controles en sus fronteras, pero deja ingresar a los demandantes de asilo.

La llegada a Alemania de cientos de miles de refugiados durante 2015 será en un primer momento "una carga para el mercado de trabajo" y se dejará sentir en las cifras de desempleo, advirtió el presidente de la agencia para el empleo de la mayor economía europea.

LEA MÁS:

"La llegada de cientos de miles (de refugiados) es, para empezar, una carga para el mercado de trabajo", declaró este jueves Frank-Jürgen Weise al periódico local Frankfurter Allgemeine Zeitung.

A largo plazo supondrán "un enriquecimiento" para el país, su sociedad y su economía, porque el envejecimiento de la población alemana podría comportar escasez de mano de obra en el futuro, aseguró Wise.

Sin embargo, a corto plazo, y puesto que la integración de los refugiados llevará tiempo, las estadísticas de desempleo aumentarán, advirtió. Alemania tiene una tasa de desempleo del 6,4%, la más baja desde la reunificación del país.

En 2015 la agencia prevé un promedio de 2,8 millones de desocupados porque el efecto del flujo de refugiados no empezará a registrarse hasta que se reconozca su status, lo que tomará tiempo.

 Reuters 163
Reuters 163

Los círculos económicos alemanes se felicitaron de la llegada masiva de refugiados al país con declaraciones de buena voluntad para integrarlos en las empresas.

No obstante, poco a poco se escuchan voces que advierten de un exceso de optimismo, destacando la barrera lingüística y el hecho de que se desconoce el nivel de cualificación de los recién llegados.

Alemania espera para 2015 al menos 800.000 nuevos solicitantes de asilo, y quizá un número similar el próximo año.

Mientras tanto, el presidente de la Oficina federal para la Migración y los Refugiados (Bamf) de Alemania, Manfred Schmidt, presentó su renuncia "por razones personales", informó el Ministerio de Interior.

En un comunicado, el titular de Interior, Thomas de Maizière, señaló que ha aceptado la dimisión y lamentó la pérdida de un colaborador que ha realizado un "excelente" trabajo. Esto a pesar que la oficina que dirigía había recibido muchas críticas por los retrasos acumulados en la tramitación de las numerosas peticiones.

El Ministerio asumió que la labor que realiza la Bamf está en el punto de mira ante el "drástico" aumento de las cifras de solicitantes de asilo, que plantean "enormes desafíos" al gobierno federal, a los estados federados y a las administraciones locales.

En este contexto recordó la decisión ya adoptada de aumentar los recursos financieros de la Agencia y también el personal que trabaja en ella, que contará con mil nuevos empleados en 2015 y otros 1.000 el siguiente para evitar el colapso en la tramitación de las solicitudes.

 AP 163
AP 163

Un vecino que también ayuda

El gobierno de Dinamarca anunció este jueves que acogerá en forma voluntaria a 1.000 refugiados de los 120.000 que la Unión Europea (UE) planea reubicar para ayudar a los Estados miembros fronterizos, desbordados por las llegadas masivas.

Este anuncio se contradice con el anuncio hecho por Copenhague hace apenas seis días, cuando reveló que rechazaría formar parte de un mecanismo de repartición de refugiados obligatorio.

Pero "debido a esta situación extraordinaria, hemos anunciado hoy a los partidos en el Parlamento que el Gobierno se ofrecerá a recibir un número limitado de demandantes de asilo: 1.000 personas", dijo el ministro de Integración, Inger Stojberg, en rueda de prensa conjunta con el primer ministro, Lars Lokke Rasmussen.

Por su parte, el premier danés anunció una ayuda humanitaria adicional de 100 millones de euros (el equivalente a casi 113 millones de dólares) destinada a las zonas fronterizas de los conflictos en Medio Oriente Medio y para la financiación de la agencia europea de fronteras Frontex.

 AP 163
AP 163

Europa achica sus diferencias

La Eurocámara, reunida el jueves en sesión especial, votó a favor de la propuesta de la Comisión Europea del reparto obligatorio de 120.000 refugiados entre los miembros de la Unión Europea.

Los ministros de Interior de la UE volverán a reunirse el próximo martes para intentar zanjar las diferencias sobre la propuesta, que rechazan numerosos países miembros.

El voto del Parlamento, que organizó una sesión extraordinaria, no es vinculante pero en el proceso formal de la propuesta de la Comisión los eurodiputados debían pronunciarse.

A favor se pronunciaron 372, 124 votaron en contra y 54 se abstuvieron. La Eurocámara cuenta con 751 escaños.