AFP 163
AFP 163

Torres, del partido Unidad Nacional de la Esperanza, UNE, se disputaba el paso a la segunda ronda con Manuel Baldizón, del partido Libertad Democrática Renovada, Líder, que queda fuera de la contienda electoral. Según el Tribunal, Torres obtuvo 948.809 votos frente a 930.905 de Líder, una diferencia de 17.904 votos.

La Justicia, de todas formas, oficializó lo que ayer ya se conocía. Es que la salida del candidato derechista Manuel Baldizón, tras denunciar un supuesto fraude, despejó el camino a la ex primera dama Sandra Torres para disputar en octubre la segunda vuelta presidencial ante el cómico derechista Jimmy Morales.

Baldizón, del partido Libertad Democrática Renovada (Líder), mantenía una cerrada lucha con Torres por el segundo lugar de la elección del 6 de septiembre, pero ayer desistió de seguir en la batalla, asegurando que se orquestó "un linchamiento político" en su contra que culminó con fraude.

Baldizón, de 45 años y originario del norteño departamento de Petén, denunció el jueves pasado un fraude electoral al señalar que se utilizó un doble sistema de cómputo que le restó votos. Antes de la elección, las encuestas lo colocaban entre el primero y segundo lugar de la carrera por la silla presidencial.

Una segunda vuelta compleja

Rubén Hidalgo, integrante del colectivo Mirador Electoral, señaló que ahora corresponde experimentar una segunda vuelta presidencial "compleja" entre Morales, sin experiencia y que se presenta como alguien ajeno a la clase política tradicional, contra Torres que ya cuenta con varios años de "vida partidaria".

Hidalgo señaló que los guatemaltecos deberán examinar no sólo al candidato presidencial sino a los que equipos que lo rodean "para ver que tengan la suficiente idoneidad y fortaleza para la gestión pública".

Aunque Morales lo niega, varias organizaciones sociales han alertado sobre sus vínculos con sectores militares de ultraderecha, que crearon el partido por el que participa en las elecciones.

Por otro lado, pese al triunfo de Morales, la proyección de resultados en el Congreso indica que las bancadas mayoritarias estarán en manos de los partidos UNE de Torres y Líder, de Baldizón.