Un matrimonio de jubilados fue sorprendido el fin de semana pasado a la madrugada por delincuentes que los maniataron y se escaparon con $180 mil y joyas.

Los asaltantes entraron al country "San Diego" de Moreno -en la ruta provincial 25, a la altura del kilómetro 7.500- a través de un túnel que les permitió cruzar el alambrado. Los investigadores creen que hubo un entregador porque los asaltantes irrumpieron en el lugar justo cuando no funcionaba la alarma perimetral y fueron directo al lote 36 donde sorprendieron a las víctimas mientras dormían.

De acuerdo a lo informado por fuentes policiales, los asaltantes tuvieron tiempo para cavar el túnel y dirigirse al lote donde sabían que había dinero. Los asaltantes, con el botín obtenido, escaparon por el mismo lugar por donde habían ingresado al country sin que ninguno de los vigiladores los vieran, lo que llamó la atención de los investigadores. Además, resulta extraño que tampoco sonaron los sensores de los alambrados perimetrales, informaron los peritos.

¿Nace una nueva modalidad delictiva? Los investigadores trabajan para intentar dar con la banda y descubrir cómo eligieron el inusual método.