Un crimen sicario reaviva la guerra narco en la Villa 1-11-14 del Bajo Flores

La víctima es un sobrino del capo "Ruti" Ramos Mariños, enemigo histórico del líder "Marcos" en el asentamiento del Bajo Flores

El ataque ocurrió cerca de las 4 de la mañana de este domingo NA 162
El ataque ocurrió cerca de las 4 de la mañana de este domingo NA 162
  162
162
 ABC Color 162
ABC Color 162

El pasado 4 de septiembre un sicario ultimó de cuatro disparos en la espalada a Rusben John Ramos Noa, sobre la calle Charrúa al 2300, en el Barrio Illia II de la Villa 1–11–14, en el barrio porteño de Flores. Luego del hecho, el asesino huyó en una moto.

Según informa Clarín en su edición de este sábado Ramos Noa, apodado "Hércules" un ciudadano peruano de 39 años, es el sobrino de Alionzo Rutillo Ramos Mariños, conocido en el mundo delictivo como "Ruti", un violento líder narco que protagonizó la década pasada una guerra entre traficantes que dejó al menos 20 muertos.

"Hércules" tenía antecedentes: había sido detenido por orden de la el 18 de agosto de 2011 junto a su hermano Richard Nicolás Ramos Noa, alias "Choclito", en el marco de una investigación por "trata" y "abuso sexual" de una joven en un galpón de la 1–11–14. En ese expediente Rusben terminó con una falta de mérito y Richard fue procesado, pero sólo por la tenencia de un arma.

Detrás del crimen de "Hércules" se sospecha que se están las brutales disputas entre "Ruti" y su ex socio, el también peruano Marco Antonio Estrada Gonzáles ("Marcos") de medidos de los años 2000. Entonces, la guerra por la distibución y venta de cocaína se resolvió con un reparto de territorio. Ramos Mariños se quedó con el dominio del tráfico en la Villa 31 bis de Retiro y "Marcos", con buena parte de la Villa 1–11–14.

LEA MÁS:

Ambos líderes narco continuaron manejando el negocio de las drogas desde la cárcel, pues "Ruti" fue detenido en 2006, acusado de estar involucrado en la llamada "Masacre del Señor de los Milagros", en la que murieron cinco personas, mientras que "Marcos" cayó preso en 2007.

Pero la hipótesis por un regreso de la guerra de narcotraficantes peruanos en el Bajo Flores cobró fuerza a partir del crimen de "Hércules" Ramos Noa.

Diez años después de los sangrientos episodios de la Villa 1–11–14, "Marcos" está libre desde febrero de 2014 y vive en un country de Ezeiza cuyo vecino es el ministro de Seguridad bonaerense, Alejandro Granados. "Ruti", quien estaba detenido en el Complejo Penitenciario I de Ezeiza, logró que lo expulsaran del país el pasado 23 de julio y se encuentra en Perú. En estos momentos podrían estar disputándose otra vez el territorio que perdieron en prisión.