Dilma Rousseff reconoció que aplicará "remedios amargos"

En su discurso por el Día de la Independencia de Brasil, la mandataria afirmó que son "indispensables" para que el país retome el rumbo. "Si cometemos errores, vamos a superarlos", resaltó

 AFP 163
AFP 163

La presidente brasileña, Dilma Rousseff, admitió, en su pronunciamiento por el Día de la Independencia, el uso de "remedios amargos" para enfrentar la delicada situación económica por la que atraviesa el país y la crisis política que tiene en jaque a su gobierno.

"Si cometemos errores, y eso es posible, vamos a superarlos y seguir adelante", declaró Rousseff y reconoció que "algunos remedios para esa situación, en verdad, son amargos, pero son también indispensables".

El tradicional discurso con motivo del Día de la Independencia no fue realizado en red nacional de radio y televisión para, según fuentes próximas al gobierno citadas por la prensa, evitar un 'cacerolazo' como el ocurrido en anteriores intervenciones de Rousseff en los medios.

La mandataria, que está en niveles mínimos de popularidad -del 7 % según las últimas encuestas-, tiene al frente una economía debilitada con proyecciones oficiales de contracción del 1,49 % para este año y una inflación que terminará en 2015 con el doble de la meta propuesta del 4,5 %.

LEA MÁS: