163
163

A lo largo de la historia del fotoperiodismo, las lentes de los reporteros gráficos de todo el mundo ayudaron a capturar momentos dramáticos. En algunos casos sirvieron para denunciar abusos. En otros, constituyeron documentos invalorables que ilustraron momentos históricos del siglo pasado y del actual.

La imagen de Aylan Kurdi, el pequeño sirio de apenas tres años tendido en una playa turca, despertó la polémica alrededor del mundo. El debate sobre su publicación abarcó a todas las redacciones alrededor del planeta. Sin embargo, no fue la primera vez que una agencia o un periódico tienen en sus manos un material que podría despertar las conciencias dormidas de dirigentes y líderes mundiales.

Robert Capa fue, quizás, uno de los más emblemáticos fotógrafos de nuestra era. Su agudeza y su entrenado ojo lograron cientos de imágenes que quedarán para siempre como registro histórico. Marc Riboud y Nick Ut también fueron testigos inmejorables de situaciones límite que consiguieron inmortalizar.

1 - Robert Capa. "Muerte de un miliciano" o "Falling Soldier" (1936). El reportero gráfico norteamericano registró el momento exacto en que una bala penetraba la cabeza de Federico Borrell García. La imagen fue publicada por primera vez por la revista Vu, el 23 de septiembre de 1936. Luego fue Life en su edición del 12 de julio de 1937 la que la popularizaría en los Estados Unidos. La fotografía del anarquista Borrell García cayendo mostraba la crudeza de una guerra civil sangrienta.

4 - Eddie Adams. "Ejecución en Saigón" (1968). El fotógrafo se encontraba en Saigón, Vietnam del Sur, cubriendo la guerra para la agencia de noticias AP. Luego de una embestida del Viet Cong, Adams salió a la calle para hacer su trabajo. Fue allí cuando se encontró con el general Nguyen Ngoc Loan, jefe de la policía survietnamita. Tenía a su lado a un miembro del bando rival, a quien ejecutó con un disparo en la sien. La imagen mostró a la opinión pública norteamericana la brutalidad de sus aliados del sur de la península, igual al de sus enemigos.

5 - Nick Ut. "Niña del napalm" (1972). El fotógrafo de AP no dudó: luego de hacer su trabajo y capturar el dramático momento, condujo a la niña hasta un hospital. En la agencia de noticias dudaron: ¿publicar una imagen de una niña desnuda? El debate se prolongó durante horas, lo que provocó la demora de su publicación. Finalmente se decidieron. La fotografía resultó una denuncia sobre los crímenes de guerra y es aún hoy un ícono mundial que conmueve. La protagonista, Phan Thi Kim Phúc, vive en Canadá y es una activista de los derechos humanos. Ut continúa trabajando como fotógrafo de AP.

6 - Jahangir Razmi. "Escuadrón de fusilamiento en Irán" (1979). La imagen resultó la ganadora del Premio Pulitzer en 1980. Pero fue publicada anónimamente en el diario más antiguo de Irán, Ettela'at. Días después llegó a la portada de todos los diarios del mundo. Nadie conocía a su autor. La foto muestra a un grupo de once kurdos que fueron juzgados en treinta minutos y sentenciados a muerte. Razmi se mantuvo a pocos metros de los ejecutados y accionó su cámara. Irán comenzaba a ser tierra hostil y esta imagen lo evidenció.

más feroces
de la historia. Retrató la mano de un joven hambriento y un misionero que la sostiene. El contraste es "inhumano". Ese año, el 60 por ciento de los niños morían de hambre en Uganda. La fotografía sería galardonada con el World Press Photo Award. Al poco tiempo, señaló que sintió "vergüenza" de haber disparado el obturador de su cámara.

8 - Jeff Widener. "El rebelde desconocido" (1989). Desde el sexto piso del Hotel Beijing, Widener -fotógrafo de la agencia de noticias AP- capturó una de las imágenes más representativas del último cuarto de siglo: la brutal represión en la Plaza Tiananmen. Con el teleobjetivo de su cámara Nikon consiguió fotografiar al hombre que enfrentó en soledad a los tanques del régimen chino que aplastaban una marcha ciudadana.

9 - Kevin Carter. "Niño sudanés" (1993). El fotógrafo sudafricano tomó, quizás, la que sería una de las imágenes más polémicas de la historia. En Sudán, retrató el hambre. Pero según testigos, el dramatismo que transmitió en su trabajo no era tal. El hecho se situó en un centro de ayuda humanitaria, donde Kong Nyong esperaba ser atendido. Detrás de él, un cuervo parecía estar esperando para comerlo. La polémica por su crudeza persiguió a su autor toda su vida. Ganó un Pulitzer y la imagen fue publicada por The New York Times. Se quitó la vida en julio de 1994.