shutterstock 162
shutterstock 162

Existen distintos tipos de algas que son ricas para brindar en una mesa: Arame, Iziki, Kombu, Nori, Wakame y Agar-Agar. Este grupo de "verduras del mar" ayudan a bajar de peso, combatir la celulitis, embellecer el cutis -al igual que el cabello- y prevenir enfermedades como el cáncer.

Historia de cada una

Arame: Es conocida por su sabor dulce, ya que de ella se obtiene azúcar natural. Es rica en yodo y calcio. Ayuda a combatir la hipertensión y está recomendada para aliviar trastornos en los órganos reproductores.

Iziki: Es una de las fuentes más ricas en minerales y regula el nivel de azúcar en la sangre. Ayuda a prevenir la osteoporosis, combate el insomnio y equilibra el sistema nervioso.

Kombu: Es una de las algas más ricas en yodo y es muy recomendada en casos de agotamiento y para reforzar el sistema inmunológico.

Nori: Contiene grandes cantidades de vitaminas C, B1, A y ayuda a la disolución y eliminación de depósitos grasos. Es muy buena para disminuir el nivel del colesterol y además favorece la pérdida de peso.

 shutterstock 162
shutterstock 162

Wakame: Es un antibiótico natural que ayuda a combatir infecciones. Estimula la producción de hormonas. Es -además- buena para el hígado y los riñones.

Agar-Agar: Combate el estreñimiento y ayuda a adelgazar, ya que da sensación de saciedad aunque no engorde. Muy rica en vitaminas y en minerales.

Lo que hace que estas verduras marinas sean tan poderosas es que contienen entre diez y veinte veces más minerales que las algas terrestres, aportan grandes cantidades de todos los minerales que necesitamos: calcio, hierro, potasio, yodo y magnesio. Al tener yodo, una sustancia difícil de encontrar, acelera el metabolismo, por lo tanto ayuda al control de peso.

¿Por qué usar las algas?

Estudios recientes elaborados por la McGill University de Montreal, Canadá, han demostrado que el ácido de las algas puede combatir toxinas en el organismo y permite su eliminación por procedimiento naturales. Una dieta rica en algas alcalinizan la sangre y depuran nuestros organismos. Su contenido en grasas es bajo y sus carbohidratos no se absorben plenamente.

Las algas marinas tienen significativas cualidades nutritivas, estimulantes, tónicas, reguladoras y reconstituyentes por eso muchas marcas de cosméticos las utilizan.

Alimentos y medicamentos desde la antigüedad

Los celtas, los vikingos, los romanos y muchos otros pueblos consumían algas, pero son los japoneses quienes desarrollaron el potencial culinario y médico de las algas.

La medicina tradicional viene usando las algas verdes para eliminar los parásitos que se encuentran en el intestino y además para disminuir el colesterol. Además, un estudio realizado recientemente en Japón ha demostrado que la gente vive más y mejor en las áreas donde se consumen algas en abundancia. Las mujeres que se alimentan con algas conservan la piel y el cabello en un estado espléndido, al igual de ser fuertes, esbeltas y muy ardientes.

Las algas ofician como alimentos, medicamentos y producto de belleza. Sze Tzu, un famoso escritor chino, en el siglo VI A.C decía ¨Las algas son una delicadeza apropiada para el más honorable de los invitados¨. Las algas, además de obtener muchas vitaminas entre ellas, la A, B C,D3,E,K, son bajas en grasas y se caracterizan por ser adelgazantes. Vienen siendo utilizadas hace ya mucho tiempo y hoy volvieron a tener mayor éxito.