163
163

La defensa del líder opositor, Leopoldo López, comunicó este miércoles que luego de 56 audiencias, el juicio contra el político encarcelado desde hace más de un año comenzará la fase final y el tribunal podría determinar una sentencia en aproximadamente 15 días.

"A partir del próximo lunes se inicia la etapa de conclusión del juicio, de cierre del juicio, y finalmente se estaría dictando la sentencia, en primera instancia, muy probablemente en unos 15 días aproximados", indicó en rueda de prensa el abogado defensor Juan Carlos Gutiérrez.

El juicio contra López llegó a su fase de conclusión, luego de que el pasado martes la jueza Susana Barreiro, encargada del caso, tomara la decisión de "prescindir" de una parte del material probatorio, el cual fue exhibido por los defensores y por la Fiscalía.

 163
163

Según Gutiérrez, la jueza "emitió un pronunciamiento expresando que (...) ella prescindía, desestimaba, eliminaba la posibilidad de esos testigos", y explicó que entre las pruebas "se encuentran los mismos discursos por los cuales el señor Leopoldo López está siendo juzgado".

El próximo lunes 31 comenzarán los discursos sobre la clausura de la Fiscalía, la Procuraduría, de los abogados defensores de López, consigna EFE.

"Eso nos pone en una posibilidad de que estemos, la próxima semana y la de arriba, presentando los alegatos finales del juicio oral y posiblemente de aquí a una tercera semana ya la juez emitiría una sentencia en primera instancia", enfatizó.

 leopoldolopez.com 163
leopoldolopez.com 163

Al líder opositor se lo acusa de instigación pública, asociación para delinquir, daños a la propiedad e incendio, tras haber pronunciado discursos en los que supuestamente incitaba a sus seguidores a ejecutar estos delitos.

Luego de ser acusado por el chavismo durante las manifestaciones de febrero de 2014, López se entregó a la Justicia el 18 de ese mes. En este año y medio de prisión, el ex líder de Voluntad Popular estuvo sometido a seis meses de aislamiento total.


Irregularidades de un proceso "injusto, ilegítimo y viciado"

Fuentes cercanas al proceso de enjuiciamiento de López revelaron que previo a las acusaciones de distintos sectores del chavismo no hubo una investigación de los hechos por los que se lo acusaba. El jueves 13 de febrero de 2014, el gobierno del presidente Maduro ordenó su captura por presunta responsabilidad en casos de lesiones graves, homicidio y terrorismo sucedidos el miércoles anterior.

El presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, responsabilizó al dirigente opositor de los homicidios ocurridos el miércoles 12, y horas después, la Fiscalía General lo imputó. Cerca de las 22:30, hora local, la Justicia venezolana dictó su orden de captura, de acuerdo con la información a la que tuvo acceso este medio.

El por entonces líder de Voluntad Popular se entregó a la Justicia el 18 de ese mes. Insólitamente, la primera audiencia de su juicio se llevó a cabo en un autobús, en las puertas de la prisión de Ramo Verde.

Desde la oposición denunciaron a lo largo del proceso de enjuiciamiento una falta de ética en el manejo del caso, ya que la Fiscalía y el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) –víctimas de los disturbios- fueron parte de la investigación. El arco opositor desde un principio sostuvo que otros organismos podrían haber realizado esta tarea, como la Guardia Nacional y el SEBIN.

 163
163

Desde la primera etapa del proceso la defensa reclamó la necesidad de incorporar elementos de prueba. Sin embargo, estos pedidos fueron sistemáticamente rechazados tanto por la jueza Barreiro como por la Sala de Casación Penal del Tribunal Supremo de Justicia.

Datos revelados por un informe establecen que parte del material probatorio de la Fiscalía "desapareció" y fue incorporado fraudulentamente en el juicio.

En cada una de las audiencias hubo intromisión militar. La primera vez que esto sucede en un juicio a un civil. Asimismo, en cada una de ellas la defensa estuvo prohibida de ingresar equipos electrónicos y tampoco se permitió el acceso a medios de comunicación, observadores internacionales, o compañeros del partido Voluntad Popular, incluso tratándose de un juicio "oral y público".

Aunque el chavismo acusa a López de haber incitado a sus seguidores a llevar a cabo los desmanes, le Fiscalía en ningún momento aceptó sus discursos como prueba de la defensa, siendo su palabra el cuerpo del delito que se le imputa.

En una de las audiencias, dos adolescentes reconocieron su responsabilidad como autores materiales en la quema de unidades policiales. Nunca fueron procesados.

"Cómo puede usted condenarme por mis palabras si usted no las conoce", recriminó en más de una oportunidad el dirigente opositor. Los discursos del 23/01/14, 02/02/14, 12/02/14 son la base de la acusación del Ministerio Público y no son aceptados para ser presentados en el juicio.