Quema de urnas, falsificación de boletas y amenazas a fiscales fueron algunas de las denuncias que radicó la oposición en las elecciones de Tucumán. Y para explicar lo sucedido, pusieron en el foco de la escena al sistema de votación actual, el cual, según ellos, permite que se cometan estas irregularidades. Su opción para reemplazarlo es la Boleta Única Electrónica, la cual fue implementada en la ciudad de Buenos Aires y en Salta y será utilizada en las legislativas de Neuquén.

"Si hay voluntad política de transparencia se podría hacer antes de octubre, en la Ciudad lo implementamos en mucho menos tiempo, así que calculo que se puede hacer. De todas maneras sería un gran adelanto que aun cuando no se llegara a tiempo se aprobara la ley que modifique esta vergüenza del robo de boletas", aseguró el diputado del PRO Federico Pinedo en diálogo con Infobae.

En sintonía se pronunció el radical Julio Cobos: "Ya no da para más este sistema electoral, tenemos que avanzar. Hay cuestiones de forma y de fondo. Lo cierto es que en lo inmediato lo más rápido seria ir al sistema de boleta única en versión digital y esto es boleta electrónica. Si hay decisión política se puede implementar tranquilamente para el 25 de octubre".

El diputado profundizó en esta idea y expresó: "Es fundamental, es un paso previo a lo que yo creo tiene que ser un gran acuerdo de gobernabilidad, construir agenda legislativa y recuperar las políticas a largo plazo. Argentina tiene problemas estructurales y no lo va resolver un gobierno en un período por más bueno que sea. Se resuelve con la continuidad de políticas de Estado".

Por su parte, también en declaraciones a este medio, la senadora radical y candidata a legisladora en Tucumán Silvia Elías de Pérez rechazó contundentemente la violencia en las marchas opositores: "La brutal represión de la policía para poner la frutilla del postre de todo lo dramático que se había vivido en la jornada anterior es terrible porque atenta contra la democracia misma".

Y ejemplificó: "Había cinco jóvenes que habían sido privados de su libertad cuando logro acceder a la Casa de Gobierno y los tenían allí a oscuras desfigurados de los golpes que habían recibido. Que el gobernador salga y nos diga que no sabe quién dio la orden significa que la policía de Tucumán trabaja de manera autónoma me preocupa aún más".

Sobre este tema también opinó Pinedo: "Grupos mafiosos consideran que están por encima de la democracia y del pueblo y que se pueden robar votos. Lo peor es que hay dirigentes de primera línea como Aníbal Fernández y Scioli que dijeron que esto es normal, que son cosas que pasan como queriéndonos acostumbrar a este tipo de atrocidades. Si vos te acostumbras a esto, mañana nos vamos a acostumbrar a otra cosa peor".

Por último, Julio Cobos aseveró: "Hemos perdido la normalidad en el país. Tenemos que producir estos hechos para decirle a la ciudadanía que hay políticos que no quieren esto, que quieren un nuevo escenario, diálogo, consenso, acuerdos y, si hay disenso, una forma pacífica de dirimirlos".