AP 162
AP 162

Los comicios de Tucumán se vieron ensombrecidos a poco de que abrieran las mesas electorales el domingo. Primero aparecieron las denuncias de urnas que ya contenían votos; luego, las de clientelismo; más tarde, compra de sufragios... La quema de 42 urnas –por las que se detuvo a cuatro hombres– fue el corolario de un proceso teñido de irregularidades.

El conteo provisorio estuvo lejos de marcar una final ajustada: Juan Manzur se impuso sobre José Cano por un margen de 14 puntos. Pero la oposición no tardó en denunciar fraude y sugirió que desconocería el resultado. La reacción se replicó en el escenario nacional con los candidatos a presidentes no oficialistas. Y tuvo su costado material en las marchas a la Casa de Gobierno en la capital tucumana.

Fue precisamente la movilización del lunes en la Plaza Independencia, que fue reprimida por la policía, la que motivó una reflexión del área educativa de la gestión provincial. La directora de Educación Primaria, Gladys Fernández, envió un correo electrónico a docentes y funcionarios de ese sector para pedir que "frente a los lamentables hechos" sucedidos en esa velada se discuta sobre el tema en las aulas: "No nos podemos quedar en silencio", indicó.

"Somos educadores, estamos formando a miles de niños y jóvenes, somos nosotros los que debemos forjar esa nueva ciudadanía respetuosa de los principios democráticos. Somos quienes debemos explicar que es la Junta Electoral, la que tiene el mandato de trabajar para dirimir los resultados. También debemos ser claros en repudiar algunos hechos lamentables como quema de urnas o peleas entre ciudadanos", apuntó Fernández.

La funcionaria sostuvo que los educadores tienen que tener "lecturas completas y complejas de una realidad también compleja, pero hay valores que se resguardan, que se cuidan, como es la democracia". Y agregó: "Las elecciones ocurrieron en un ambiente distendido, en paz, con presidentes y fiscales responsables que sabían lo que hacían. Si pensamos que 1.200.000 votantes expresaron su voluntad, debemos respetar la decisión de la mayoría", señaló.

"La escuela debe trabajar por una ciudadanía comprometida, pacífica y responsable. Las instituciones del Estado deben cuidarse. El voto popular nos iguala a todos y nos indica cómo seguir adelante en democracia. Impedir la agresión que deforma, daña y saca lo peor de cada uno es una tarea de ciudadanos que debemos ejercer para resguardar el presente y prepararnos para que los que ganaron, gobiernen", concluyó.

En diálogo con Infobae, la secretaria de Estado de Gestión Educativa Silvia Ojeda explicó que el objetivo del mensaje es que "se discuta en las escuelas" sobre esos temas. "Generalmente ocurren cosas fuertes y la escuela sigue con su currícula como si nada hubiera pasado. Lo que hacemos es pedir que haya un diálogo", precisó.

Ojeda, quien como Fernández trabaja bajo la órbita de la ministra Silvia Rojkés de Temekin, cuñada del gobernador José Alperovich, indicó que aspiran a que "los docentes tengan un criterio de formación general, que breguemos por el respeto para que no haya agravios".

La secretaria dijo que el ministerio suele hacer ese tipo de correos ante situaciones que generan un alto impacto en la comunidad, como casos de violencia o bullying. "Ponemos un contexto en su totalidad, no estamos parcializando", consideró.