NA 162
NA 162

Con poco más del 81% de las mesas escrutadas, el resultado daba como ganador a Juan Manzur con el 54,42% de los votos por sobre José Cano, quien cosechaba el 40,76%. Sin embargo, el triunfo del candidato del Frente para la Victoria está acompañado de denuncias por irregularidades como el hecho de que no se hayan escrutado el 20% de las mesas restantes un día después de la elección. Pero también denunciaron quema de urnas, agresiones a fiscales, gendarmes y periodistas.

Por lo sucedido, Mauricio Macri, quien apoyó la candidatura de Cano, primero rechazó los hechos de violencia, pero también se adelantó al poner en el centro de la escena a Daniel Scioli para que esto no vuelva a suceder: "Le pido a Daniel Scioli que garantice lo que va a venir en el Chaco (elecciones el 20 de septiembre) y lo que va a suceder el 25 de octubre. Porque tenemos que definir en paz, con respeto, con transparencia, el futuro de la Argentina a partir del 10 de diciembre. Lo que sucedió ayer es todo lo contrario", expresó el candidato presidencial del PRO.

También criticó la forma de votación, una de las grandes causas, según él, de que esto suceda: "Hay un problema grave en nuestro sistema electoral que ha querido sostener el oficialismo. Es un sistema tramposo que lleva a que no haya claridad en lo que sucede. Hoy, casi 24 horas después, no se termina de cargar el resultado electoral. Es increíble que no se hayan cargado el 20% de las mesas".

Y sentenció: "Le pido a Daniel Scioli y a José Alperovich que hagan lo que corresponda para darles tranquilidad a los tucumanos y a todos los argentinos porque todos estamos solidarios con los tucumanos que han visto empañar una fiesta de la democracia por la violencia y el autoritarismo con que se han manejado grupos violentos en el momento en que se estaba fiscalizando".

Con respecto al radical José Cano, el jefe de gobierno porteño opinó: "Hay muchas preguntas por contestar y entiendo que el candidato a gobernador está reclamando que se dé claridad porque todos quieren por supuesto aceptar la voluntad de los tucumanos pero quieren estar seguros de que lo que los tucumanos votaron es lo que se refleja en lo que se carga como escrutinio definitivo".

Al ser consultado sobre las razones de las irregularidades, Macri no dudó en atribuirlas a que "hay una mayoría que quiere un cambio en la Argentina" y aseveró que "la forma de evitarlo" es "recurrir a sistemas tramposos y después ejercer la violencia".

"Si ellos están tranquilos, que carguen las mesas, que atiendan las impugnaciones, que encuentren los responsables que son de ellos que quemaron las urnas, y que encuentren a quienes hirieron a los gendarmes, y a un colega de la prensa. Que den las explicaciones que corresponden", retrucó.