Marcelo Tinelli pidió revisar cuentas frente a rumores de una AFA quebrada

El flamante vice tercero pidió una auditoría interna para entender el manejo financiero. Lammens dijo que hay peligro de default; en julio el organismo necesitó de un crédito para pagar los sueldos de los empleados

  162
162

"A trabajar a partir de mañana por un fútbol mejor", dijo Marcelo Tinelli en Showmatch minutos después de que el Comité Ejecutivo de la AFA lo habilitara para ser candidato a presidente y lo designe como vicepresidente tercero.

Si bien todavía no apareció en el edificio de la calle Viamonte, su primer paso fue solicitar una auditoría interna para conocer el estado de las cuentas del organismo. Además, hoy se reunirá con Luis Segura a quien, entre otras cosas, le solicitará información sobre el estadio financiero de la institución.

El análisis de las cuentas se realizaría entre octubre y diciembre, para encarar la recta final preeleccionaria sabiendo en qué aspectos concentrarse, teniendo un conocimiento acabado sobre los ingresos y egresos. Además se analizarán los contratos comerciales, sponsors y proveedores del seleccionado.

El estado financiero de las AFA está en duda, no solo por parte de Tinelli sino que la jueza María Romilda Servini de Cubría, quien designó tres veedores para saber qué destino tuvieron los 1440 millones que invierte el Gobierno en el Fútbol Para Todos por una denuncia de Graciela Ocaña.

Matías Lammens alertó sobre la situación de económica de la Asociación del Fútbol Argentino. "La AFA está en crisis, podría caer en default y tenemos que sacarla entre todos, queríamos evitar una intervención", sostuvo el presidente de San Lorenzo.

Los números

El balance de junio de 2015 reveló que la institución cuenta con ingresos extraordinarios por 25 millones de "argendólares" -dólares pesificados a una tasa especial- por el subcampeonato en Brasil 2014, más un aumento de dos millones de euros en el contrato con Adidas.

En total de esa suma quedarían 35 y 40 millones de pesos para la AFA, descontando los egresos en premios y otros gastos, lo que sería un pequeño superávit en las cuentas para evitar un posible default, que citó Lammens.

Lo que evita los números rojos es el Fútbol Para Todos, que ahora está en el ojo de la justicia pero entrega el dinero suficiente para mantener a flote a la asociación. Sin embargo, luego de muchos años, el mes pasado se solicitó un crédito de 50 millones de pesos para hacer frente a las obligaciones de corto plazo, como pago de sueldos, según publicó Olé.

Otra de las razones de Tinelli para solicitar la auditoría es que hasta fin de año la AFA deberá cubrir deudas por una suma cercana a a los 500 millones de pesos, por giro de cheques sin fondos, y en el estado financiero actual no existen fondos para cubrirlos.