Adrián Escandar 162
Adrián Escandar 162

Los programas de televisión abierta hablaron ayer por la mañana de una suerte de fugitivo. Al conocer una orden de captura en su contra dictaminada por la Justicia rosarina, Javier Bazterrica -el acusado de estafar a Adriana Mendoza, hermana del coreógrafo Flavio, en una larga lista de mujeres- decidió salir corriendo del estudio de un programa en el que se encontraba, según distintas versiones. Fuentes judiciales confirmaron a este medio que el pedido de captura se renovó la semana pasada; había sido dictaminado por la Fiscalía Correccional N°6 y por el Juzgado de Instrucción N°8 de la ciudad santafesina con la doctora Alejandra Etchecopar como secretaria, en el marco de la causa que lo investiga por "hurto, lesiones leves y estafa", iniciada por Fernanda Vergara, una de sus supuestas víctimas. "Declaró un domicilio, se lo citó allí y no pudo ser hallado, por ende se lo declaró en rebeldía y se declaró el pedido, primero en noviembre del año pasado y renovado la última semana", asegura una fuente.

Pero, para ser un supuesto hombre en fuga, Bazterrica no se había ido demasiado lejos. Desde un cibercafé porteño, el presunto gigoló afirmó esta tarde a Infobae: "¿Así que me fugué? Mirá vos. Iré a Rosario y me presentaré. De este pedido de detención nunca fui notificado". Este planteo es validado por su abogado defensor, Gastón Marano, que solo actúa en Capital Federal. El próximo paso, según el letrado, es ponerse en contacto con la defensora de Bazterrica en Rosario. Por lo pronto, la Policía Federal no recibió orden alguna de detenerlo, algo llamativo dado el paradero altamente publicitado del presunto gigoló. Sobre la figura de "lesiones leves", que serían a Fernanda Vergara misma, dice: "Yo nunca les pegué a las mujeres."

Cuarenta y ocho horas después de que Infobae publicase la primera entrevista el último sábado, Bazterrica se convirtió en una figura de culto, su cara alimentó una suerte de fiebre de cultura pop descartable: los memes con su imagen se multiplicaron en Twitter y fue la figura más buscada para los livings de la televisión abierta, con un enfrentamiento a escupitajos con Flavio Mendoza en "El Diario de Mariana" y un mano a mano con Jorge Rial en "Intrusos", entre otros programas. En "ShowMatch", Martín Campilongo lo caracterizó junto a Marcelo Tinelli. A Bazterrica le gustó: "Lo ví, ¡me reí mucho!", aseguró. Pero en otros programas las denuncias comenzaron a repetirse, mientras lo trataban de "psicópata" y "manipulador", entre otros adjetivos.

En El Trece, una joven aseguró que Bazterrica la violó en un hotel alojamiento y que la habría dejado embarazada, para luego abortar al bebé. El abogado Marano desconoce que haya sido denunciado penalmente por un delito de esa gravedad. Por su parte, el presunto gigoló apunta desde el cibercafé: "¿Quién dijo eso? Todo lo que digan de mí lo van a tener que probar".