La Argentina acumuló más de cuatro años con destrucción de empleos privados Shutterstock 162
La Argentina acumuló más de cuatro años con destrucción de empleos privados Shutterstock 162

Mientras que sin ajustar por factores estacionales, la tasa de desempleo de 6,6% de la población económicamente activa fue la más baja desde el cuarto trimestre de 2013, cuando la serie corregida por el Indec midió 6,4 por ciento.

La tasa de desocupación del período consignado fue la consecuencia de una nueva reducción de la oferta laboral a 44,5% de la población de los aglomerados urbanos, mientras que la cantidad de ocupados subió una décima porcentual a 41,1% de los habitantes de los 31 distritos relevados, que representan poco más del conjunto de residentes en todo el país.

De ahí surge que la nómina de desempleados se achicó, según el Indec a 6,6% del total de la población económicamente activa en dichos aglomerados urbanos. Significó una reducción de casi un punto porcentual en comparación con el registro de un año antes, cuando fue en la medición oficial de 7,5% de la PEA.

El Indec redujo la nómina de desocupados a 783 mil personas

El Indec comunicó que sobre una población de 26,81 millones de personas, en el segundo trimestre de 2015 se registró un crecimiento de 36.000 en la oferta de trabajadores en comparación con un año antes, pese a que en ese lapso la ocupación se expandió en 143 mil. De ahí surgió un descenso de los desocupados en 107 mil personas, a 783 mil personas.

En valores relativos el organismo oficial de estadística midió un crecimiento del total de ocupados en 1,3%, esto es acompaño casi simétricamente el ritmo de aumento del PBI que estimó el Indec y, más aún en el caso de las mediciones privadas que para ese tramo arrojó una suba de uno por ciento.

Al respecto, llama la atención que si la economía recuperó el vigor que surge de la Encuesta Permanente de Hogares, la oferta de trabajadores haya continuado en retirada, porque se redujo de 44,8% de la población en el segundo cuarto de 2014 a 44,5% ahora.

La proyección al total país, sobre una población total de poco más de 42,8 millones personas. arrojó que la oferta laboral se incrementó en un año en 34.300 personas a 18,94 millones de habitantes, de los cuales estaban ocupados en actividades remuneradas 17,57 millones, unas 204 mil más que un año antes. En tanto, los desempleados se redujeron en 170 mil personas, a 1,37 millones.

La proyección al total país arroja 1,37 millones de personas sin empleo

El Indec midió también una reducción de la proporción de la población que se encontraba subocupada, esto es, que pese a querer emplearse más de 35 horas por semanales sólo pudo hacerlo por menos tiempo, de 9,4% a 9% de la oferta de trabajadores en el término de doce meses.

Si bien el PBI ha experimentado un freno en la tasa de caída, propio de épocas electorales, en comparación con dos años atrás acusa un receso de poco más de 4% por habitante.

En ese contexto, llama la atención el virtual récord mínimo de desempleo, más aún porque el total de ocupados pese a subir en el segundo trimestre mantiene una baja de poco más de 300 mil personas respecto del nivel que habría alcanzado en el segundo trimestre de 2013.

El nivel de empleo en el total país se estima en 300 mil personas menos que dos años antes



EPH_cont_2trim15