AP 163
AP 163
 airport-data.com 163
airport-data.com 163

Un avión comercial indonesio con 54 personas a bordo perdió contacto el domingo con el centro de control durante un vuelo en la provincia oriental indonesia de Papúa, indicó la agencia nacional de búsqueda y rescate.

El avión, un ATR 42 de la aerolínea Trigana Air, perdió contacto justo antes de las 6 GMT, tras despegar del aeropuerto Sentani de Jayapura, capital de Papúa, con destino Oksibil, indicó la agencia en Twitter.

El avión transporta 49 adultos, entre ellos cinco tripulantes, y cinco niños. El vuelo tenía una duración prevista de 45 minutos, señaló la agencia. Desapareció unos 30 minutos después de despegar.

Diez minutos antes de la hora de llegada, el avión contactó con la torre de control de Oksibil para pedir autorización para aterrizar, contó el capitán Beni Sumaryanto, director de operaciones de Trigana Air.

Pero el avión nunca llegó y, media hora después, la aerolínea indonesia ordenó a otro aparato que hiciera la misma ruta para localizarlo, informó Sumaryanto.

"Hacía muy mal tiempo, el avión no pudo encontrar al otro y regresó a Sentani", añadió. "Oksibil es una zona montañosa donde el tiempo es muy impredecible. De repente, se puede volver neblinoso, oscuro y ventoso, sin previo aviso", explicó.

El portavoz del ministerio de Transportes, J.A. Barata, confirmó que el avión había perdido contacto y dijo que el aparato tenía previsto llegar a Oksibil poco después de las tres de la tarde hora local (6 GMT).

"Todavía no estamos seguros de lo que le ocurrió al avión, estamos coordinando con las autoridades locales", apuntó a la agencia AFP.

Un portavoz de la policía de Papúa, Patridge Renwarin, indicó a la televisión local que unos habitantes vieron estrellarse un avión y que las autoridades locales se dirigían hacia esa zona para investigar lo ocurrido.

Problemas por mal tiempo

"Sospechamos claramente que es un problema relacionado con el tiempo. No se trata de una sobrecapacidad, ya que el avión podía transportar 50 pasajeros", aseguró Sumaryanto.

La compañía suele utilizar pequeños aviones en la remota y montañosa Papúa, y las malas condiciones climáticas causaron varios accidentes en los últimos años.

El miércoles, un avión de hélice Cessna de la aerolínea indonesia Komala Air se estrelló en el distrito de Yahukimo, en Papúa, matando a una persona e hiriendo gravemente a otras cinco.

Los responsables consideraron que el mal tiempo fue responsable del accidente.

Indonesia tiene un pésimo historial en cuanto a seguridad aérea. El pasado mes de diciembre, un avión de AirAsia, que volaba desde la ciudad indonesia de Surabaya hasta Singapur, se estrelló en el mar de Java, causando la muerte de las 162 personas a bordo.

El sector aéreo indonesio está creciendo rápidamente al igual que la economía del país asiático, y cada vez más gente elige el avión para desplazarse de un lado a otro del país, un inmenso archipiélago.

Pero a las aerolíneas les cuesta encontrar técnicos y pilotos bien entrenados para seguir el ritmo del crecimiento del sector.