Infobae.com 163
Infobae.com 163

A sólo una semana de su anticipada premiere, Infobae entrevistó a los actores y creativos detrás de Fear The Walking Dead, el drama que llega a la pantalla chica para mostrar mediante una nueva historia el comienzo del apocalipsis zombie y explorar un costado que no fue abordado en la exitosa serie original The Walking Dead.

La nueva apuesta de AMC Studios, responsable de verdaderos shows de culto, como Breaking Bad y Mad Men, presenta un concepto totalmente novedoso en el cual sus protagonistas deberán enfrentarse a los desafíos de adaptarse a un mundo totalmente nuevo.

Dave Erickson, productor ejecutivo y director de la serie, adelantó a Infobae en exclusiva desde Los Ángeles que una de los aspectos que quisieron destacar en el show fue esa sensación de paranoia y miedo a lo desconocido.

Fear The Walking Dead remonta al televidente a los inicios del brote zombie, un momento en el que el mundo cambió inesperadamente por razones misteriosas haciendo que la vida de millones de personas nunca más volviera a ser la misma. Es una travesía que documenta el fin de los tiempos, dramatizando la desintegración de la sociedad a través de los ojos de una familia tan disfuncional como unida.

Sin lugar a dudas, uno de los personajes más intrigantes es Nick Clark, interpretado por Frank Dillane, un actor de formación clásica, quien ha sido parte de sagas de la talla de Harry Potter, y quien le da vida a un adicto a las drogas de 19 años, que se encuentra en un momento bisagra de su vida y al cual irónicamente una epidemia de tintes apocalípticas tal vez sea algo que termine salvándole la vida. "Interpretar a Nick demanda mucha energía y concentración, por el hecho de ser tan vulnerable todo el tiempo".

Consultado acerca de la fascinación que genera el mundo zombie en la cultura popular, Dillane explicó: "Vivimos en una sociedad en la que la espiritualidad ha sido dejada de lado y el materialismo es el rey supremo. En el zeitgeist hay algo vinculado al apocalipsis; San Andreas, Tomorrowland, Mad Max, donde mires se ve reflejado esta idea del fin. Hay una sensación de que no podemos continuar de esta manera, de que nos estamos matando a nosotros mismos lentamente".

David Alpert, productor ejecutivo de la serie habló sobre la presión de ofrecer un producto al mismo nivel de The Walking Dead show que se ha convertido en un éxito mundial y el drama número uno del cable en los EEUU, con una sexta temporada en camino. "Cuando estrenamos la primera temporada de The Walking Dead, sabíamos que teníamos un producto del cual estábamos orgullosos, sabíamos que era algo especial y único. Pero no teníamos idea del efecto que iba a generar, nos llenó de alegría ver como la gente lo recibió de la manera que lo hizo".

"Fear The Walking Dead es algo de lo que estoy tremendamente orgulloso, es uno de los mejores trabajos con los que he sido asociado. No tengo idea de cómo reaccionarán los fans, pero en este momento siento que estamos por traer un niño al mundo y hemos hecho todo a nuestro alcance, con excelentes actores, escritores y directores para que la gente sienta lo mismo que nosotros por la nueva serie".

La "familia héroe" de la serie está compuesta, además, por Kim Dickens como Madison; Cliff Curtis como Travis; y Alicia Debnam-Carey como Alicia. Una decisión acertada que colabora con el realismo de la trama, considerando que el aspecto humano de los infectados los pone en un plano más terrenal que fantástico, fue la de incorporar personajes que representan al colectivo hispano en los EEUU, como Elizabeth Rodriguez como Liza, el legendario Rubén Blades como Daniel y la reconocida actriz mexicana Patricia Reyes Spindola como Griselda.

Consultada esta última acerca del realismo de los personajes y la influencia de la hispanidad de Los Ángeles en la historia, dado que diferencia de la serie original que transcurre en un pueblo rural de Georgia, esta serie complementaria tiene como escenario a esta compleja metrópolis, Spindola destacó: "Creo que es muy importante que hayan tomado tan en cuenta a los latinos en esta ocasión. Es fundamental vernos reflejados con gente que se nos parece, somos nosotros".

Lo llamativo de su personaje es que no habla inglés, al igual que la actriz en la vida real. Tiende a ser la norma para los personajes hispanos representados en la televisión norteamericana que se los "diluya" en cuanto a sus raíces, al hablar un perfecto inglés y habiendo adaptado todas las costumbres de la nación que los recibió sin ninguna traba.

No es el caso del personaje de Griselda Salazar, una exiliada del Salvador que escapó de la persecución política de su país y llegó a los EEUU en busca de mejores oportunidades para su familia. "Cuando por azares del destino me llega oportunidad de hacer el casting desde la ciudad de México, yo insistí que no hablaba inglés desde el primer momento. Una vez que conocí al director me dijo que yo iba a hablar en español, que le gustaba cómo se oía".

"Los zombies permiten explorar a las personas los miedos de una manera segura y humana"

Son muchas las teorías acerca de los motivos por los cuales los zombies generan semejante atracción en la cultura popular, pero la mayoría coincide en la tesis de que son utilizados por muchos como una válvula de escape a la infinidad de miedos y preocupaciones que aquejan a la sociedad contemporánea.

"Creo que tiene que ver con el mundo en el cual vivimos hoy, ya sea una epidemia, ISIS o el terrorismo. Es algo que se encuentra en el éter, y los zombies les permiten explorar a las personas estos miedos de una manera segura y humana. Los zombies son un catalizador de muchas cosas, ya sea un desastre natural o el miedo a la muerte", comentó Elizabeth Rodriguez, cuyo personaje es una madre divorciada que tiene a cargo la crianza de su hijo y decide arrancar de adulta con sus estudios como enfermera.

Mercedes Mason, otro personaje clave de la historia que representa a los miles de hijos de inmigrantes latinos nacidos en los EEUU habló sobre esta fascinación por la cultura de los casi-muertos: "Las redes sociales son una parte tan importante de nuestras vidas hoy en día, donde todo es presentado como alegre y feliz. Pero hay algo en la naturaleza humana que nos despierta esta curiosidad sobre la muerte y situaciones apocalípticas. No importa la etnia o la cultura, hay algo que nos une a todos como seres humanos y creo que eso es fascinante".

Es muy probable que con su nuevo drama AMC conquiste una audiencia aún mayor a la de la serie que dio inicio a la fiebre zombie. En parte por su ambientación en un escenario mucho más atractivo y con el cual muchos más se podrán relacionar. Pero sobre todo por lo elaborados y complejos que resultan sus protagonistas, quienes deberán lidiar con situaciones que, dejando de lado el aspecto fantástico de los zombies, cualquier mortal puede identificar como propias y reales.

Fear The Walking Dead, la serie complementaria al éxito mundial The Walking Dead, se estrenará el domingo 23 de agosto a las 22 horas en la Argentina y Chile y a las 20 horas en Colombia y México, en simultáneo con los EEUU y en idioma original.