La Justicia restituyó el manejo de los fondos judiciales porteños, que se estiman entre mil y mil quinientos millones de pesos por año, a la Ciudad de Buenos Aires, al hacer lugar a una medida cautelar contra una ley nacional que había sido impulsada por el oficialismo.


Así lo dispuso la sala III de la Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial, que decidió que los fondos judiciales en disputa desde la sanción de la llamada "Ley Conti" vuelvan al Banco Ciudad.


A partir de esta sentencia judicial, fuentes del Banco Ciudad anticiparon a Infobae que se comenzó a analizar la ampliación de la línea de créditos hipotecarios a menor tasa que las actuales.


Al respecto, el presidente del Banco Ciudad, Rogelio Frigerio señaló que "la arbitrariedad del gobierno nacional empieza a encontrar sus límites".


"La Ley Conti tenía la clara intencionalidad política de dañar al gobierno porteño, sin importar las consecuencias que esto tenía para la gente. Esto empieza a corregirse a partir de esta decisión de la Justicia", sostuvo.


Frigerio se mostró satisfecho de que "los depósitos judiciales vuelvan a donde tienen que estar: en el Banco de la Ciudad, que podrá mejorar las condiciones de asistencia crediticia a las personas y las empresas de la ciudad y del país".


Sobre la relevancia de la decisión, sostuvo que "la Justicia acaba de darnos la razón, poniendo un claro límite a la prepotencia del gobierno nacional".


Por su parte, el Vicepresidente de la entidad, Juan Curutchet, dijo que "ya mismo" se restituyen "los nuevos depósitos, a partir de que se notifique la sentencia la semana que viene a las Cámaras de Apelaciones Comercial, Laboral y Correccional".


"Nuestra estructura de la Sucursal Tribunales está intacta porque habíamos decidido preservarla, aun a pérdida, porque teníamos la esperanza de que se invalidara esta ley arbitraria e inconstitucional", explicó.


Para el funcionario, "con esto gana la gente ya que podremos bajarle la tasa a los clientes a los que se la habíamos tenido que subir cuando nos quitaron los depósitos".


"Estimamos recuperar un flujo de entre 1.000 y 1.500 de pesos millones por año. Con esa plata estiraremos los plazos de algunas líneas hipotecarias, lo cual hará más fácil el acceso a la vivienda para los asalariados", dijo.


"Se lo dedicamos especialmente a (Carlos) Heller, (Roberto) Feletti y (Daniel) Filmus, los diputados y senadores de la Ciudad que habían votado para quitarnos el fondeo. Es un gran día", dijo.