El diputado provincial del Frente Renovador, Jorge Sarghini, que fue ministro de Economía bonaerense y también secretario de Hacienda de la Nación, aseguró que la provincia de Buenos Aires sólo ejecuta un 3 por ciento en infraestructura, a pesar de que tiene presupuestado el 9 por ciento en el Presupuesto.

"Financió el aumento de los salarios con un impuestazo y con desinversión", dice Sarghini. Y precisa: "no es cierto que durante su gestión, Scioli haya gastado 12000 millones de pesos en infraestructua, como dijo ayer en su conferencia de prensa. Es lo mismo que dijo cuando abrió el período ordinario de sesiones, pero esa cifra no tiene ningún tipo de sustento, no sale de ningún lado, la desinversión fue brutal".

- En la segunda parte de la gestión Scioli hubo un proceso de desinversión brutal en la provincia. A lo largo de toda su gestión, Scioli tuvo la característica de que nunca previó los aumentos salariales presupuestariamente. En los primeros cuatro años de su gestión, todos los aumentos salariales se los financió el Gobierno nacional, entonces pudo cumplir con el Presupuesto. En su segundo período de gobierno, repitió la práctica de no prever el aumento salarial en el presupuesto, pero Nación no le dio más los fondos para los aumentos, entonces los financió con un fuerte impuestazo, que subió en un 70 por ciento , y con un fuerte ajuste de obras públicas. Entonces la inversión cayó a un tercio de la inversión histórica en la provincia, toda la inversión, no sólo la hídrica. A lo largo de la historia, la inversión en obras públicas estuvo en el orden del 9 por ciento del presupuesto, un poquito más, un poquito menos, con Scioli apenas supera el 3 por ciento de inversión total. El promedio de las provincias está por encima del 12 por ciento, o sea que invierte un tercio del promedio de cualquier otra provincia. Esto es a partir del 2012, y no porque no haya tenido la aprobación por parte de la oposición del Presupuesto en la Legislatura provincial, el tema es que no ejecuta las partidas. En estos cuatro años, si hablamos de la inversión hídrica, se le dio por ley de presupuesto una inversión equivalente a 2500 millones de pesos, en saneamiento hidráulico y en prevención de inundaciones, que son los dos programas más fuertes a este efecto. Y solo ejecutó el 34 por ciento, o sea, unos 800 millones de pesos. ¿Por qué no ejecuta? Porque deriva los fondos a pagar los aumentos de salarios, o sea, que en realidad, el 90 por ciento de lo que gasta es salarios, más jubilaciones, más intereses de la deuda, más publicidad, sólo queda el 10 por ciento, y a la inversión le destina un poquito más del 3 por ciento. Esto se ve cuando uno va por las rutas bonaerenses, que están destruidas, cuando ve la infraestructura hospitalaria o escolar, y en el caso hídrico, se pone de manifiesto con toda crudeza la desinversión.

- Sí, es un dilema compleja en el que el Gobernador no debió haberse metido, porque aumentó 22 por ciento la planta de personal en los primeros cuatro años, esto quiere decir que a lo largo de toda su gestión, aumentó la planta de personal cuatro veces el aumento de la población de la provincia. A nivel educación, la matrícula de la educación secundaria aumentó 4 o 5 por ciento la cantidad de alumnos, pero aumentó un 45 por ciento las horas cátedras de la escuela secundaria. Hizo designaciones que ahora no le permiten pagar los salarios que tiene que pagar. Es verdad que la provincia tiene un desfinanciamiento estructural, porque el sistema de coparticipación la discrimina, pero en este dilema entró en el gobernador por tener una política de empleo pésima, y esto se paga. El impuesto que más aumentó es el impuesto a los ingresos brutos, que lo terminan pagando todos en los precios de bienes y servicios, que hoy suponen el 75 por ciento de los recursos de la provincia, cuando históricamente era de 55 o 60 por ciento, y eso que aumentaron todos los impuestos, pero igual la crisis de infraestructura y también de insumos es evidente, basta ir a cualquier hospital de la provincia. Scioli creyó que podía tapar todo esto con un discurso que, desde el punto de vista político, hasta ahora le fue dando resultado.

- No la tuvo. En la crisis del aguinaldo del 2012 lo acompañamos, apoyando el reclamo del gobernador, a pesar de que somos de la oposición, cuando él planteó la discriminación que sufría la provincia. Le dieron los fondos, pero después vino el ajuste. Y el ajuste es esto, aumento de impuestos y caída brutal de la inversión, con deterioro de la infraestructura, no se hace ni el mantenimiento de las rutas, ya no digo que mejores rutas, ni siquiera están mantenidas. Pero si uno escucha al gobernador, él dice que invirtió 12 mil millones de pesos, ese número no está en ningún lado, no es cierto. Es lo que dice en el discurso de apertura de las sesiones ordinarias, él promete y no ejecuta, el 90 por ciento de los fondos son absolutamente inflexibles, y están calzados perfectamente para sueldos, jubilaciones, intereses de la deuda y publicidad.

- Sí, en realidad la provincia tenía una estructura con gente muy especializada en Vialidad, en Recursos Hídricos, pero cuando uno inunda de nuevas designaciones las áreas de gobierno, se pierde calidad y se pierde eficiencia. Hoy la provincia se maneja con expedientes con hojas ya usadas, utilizando la parte de la hoja que había quedado en blanco, las impresoras para sacarte una liquidación de deuda no tienen tinta, el deterioro en la provincia es muy grande. No se observa, o se observa por caso puntual, y Scioli se convenció de que en la medida en que las cosas no toman visibilidad, no generan problemas. Ahora aparece esta inundación. Scioli dijo ayer, "nuestro adversario es el cambio climático", un hombre de Estado no se puede haber enterado ayer del cambio climático, tendría que haber aumentado las inversión en esas áreas y no haberla disminuido. Por donde se mire es así, los chicos de la provincia de Buenos Aires están muy por debajo de la cantidad de días de escuela que están previstos, cualquiera que va a un hospital de la provincia lo sabe, en cosas como las inundaciones esta desinversión se ve con una magnitud de una manera brutal.