163
163

La Federación Alemana de Fútbol del estado de Sajonia Anhalt (al este del país) solicitó formalmente la suspensión del club FC Ostelbien Dornburg de su liga regional, por considerar que prácticamente la totalidad de su plantilla está integrada por neonazis.

La decisión, adoptada en Magdeburgo, la capital de ese estado federado, sigue a una serie de ataques contra árbitros, que derivaron en la negativa de los colegiados a seguir interviniendo en los partidos de ese equipo. Asimismo se habían denunciado todo tipo de agresiones a jugadores de equipos rivales cuando acudieron a Dornburg como visitantes.

El plantel de este club ha protagonizado una y otra vez faltas brutales contra sus rivales y grescas en la cancha. Sus hinchas han amenazado a adversarios y árbitros. Un total de 59 de los 65 jueces de la Liga comunicaron que no pitarán más sus partidos y varios clubes no quieren enfrentarse al Ostelbien.

Según medios locales, al menos nueve de los jugadores de su plantilla son reconocidos ultraderechistas que militan en las filas de organizaciones neonazis.

 twitter 163
twitter 163

Además, los servicios de inteligencia de Alemania han catalogado a 15 de los 18 jugadores del equipo que juega en una liga amateur en el este del país como extremistas de derecha. "Desde hace años que detectamos allí la presencia de ultraderechistas", señaló días atrás el presidente del servicio regional de inteligencia, Jochen Hollmann.

La federación de fútbol regional, presidida por Erwin Bugar, imputó a los responsables del club por no haber actuado frente a esos numerosos casos de agresiones y haber tolerado la presencia en sus filas de militancia claramente ultraderechista. Así, decidió expulsar federativamente al equipo al que se le imputa por su "cercanía" con esos grupos.

La medida incide en

sucesivas informaciones de medios alemanes relativas a la fuerte presencia de militancia neonazi

tanto entre los aficionados como entre las plantillas de las ligas inferiores, sea en el este de Alemania o en el resto del país.