AFP 163
AFP 163
 163
163

La lujosa mansión Villa Certosa en Porto Rotondo, Cerdeña, se hizo famosa a nivel mundial por las fiestas sexuales que celebraba el dueño de la propiedad: el político y ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi.


Berlusconi puso la afamada residencia a la venta y ya tiene un interesado: el príncipe saudita Mohamed Bin Nayaef, el heredero al trono que sucederá al rey Salman Bin Abdelaziz, una de las familias más ricas del mundo.




El precio acordado es de €500 millones, unos 547 millones de dólares, según asegura el periódico Il Corriere della Sera. El citado medio también señala que el propio Il Cavaliere mostró la residencia de 4.500 metros cuadrados al príncipe Nayaef.


La propiedad fue diseñada por el arquitecto Gianni Gamondi y está en el mercado inmobiliario desde 2007.


 163
163

De acuerdo con Il Corriere della Sera, la residencia tiene 35 habitaciones, 27 baños y un fuerte sistema de seguridad. Está construida en un parque natural de 80 hectáreas y cuenta con un lago artificial de dos hectáreas.


 163
163

El líder de Forza Italia adquirió Villa Certosa en los años setenta y hospedó a líderes mundiales como Vladimir Putin, Tony Blair y George W. Bush.


Se hizo célebre la vivienda en 2007, cuando un paparazzi capturó lo que allí acontecía. En las fotos aparecían mujeres, muchas de ellas menores de edad, semidesnudas junto con el ex primer ministro checo Mirek Topolanek.